HOUSTON TEXANS

J.J. Watt sobre los Texans: "No espero la reconstrucción, pero sí un campeonato"

Watt ha formado parte de los seis campeonatos divisionales en la historia de los Texans pero también de las temporadas con marca de 2-14 y 4-12.

J.J. WATT
Eric Christian Smith AP

El rendimiento de Justin James Watt lo ha llevado en nueve años y medio de carrera a capturar tres premios al Mejor Jugador Defensivo del Año. Sin embargo, el esfuerzo individual de Watt no se ha traducido de la misma forma en resultados colectivos. Prueba de ello, los Texans compiten por el peor récord de la liga con apenas una victoria en siete encuentros.

Incluso con el segundo mariscal de campo mejor pagado en la liga en Deshaun Watson, a los Texans les ha costado establecerse como una fuerza de dominio en una liga en la que la consistencia colectiva, más allá de los nombres y apellidos, es ingrediente inalterable en la ecuación del éxito.

Watt por sí solo se ubica entre los mejores de su posición en la liga. En una campaña en la que, ubicado como líder en Houston junto al apoyador Whitney Mercilus en capturas a mariscales de campo (3), la producción numérica no ha estado de su lado, pero que el deseo por el objeto más codiciado en la liga sigue presente, la reflexión es su mejor aliado. Para mejorar, para definir su futuro.

Watt quiere un anillo de campeonato. Si los Texans hubieran optado por cambiarlo antes de la fecha límite de traspasos, el club no habría recibido negativas de su parte: "No creo que sea ningún secreto que no me quedan 10 años en esta liga. Personalmente creo que aún me quedan algunos de los mejores. Pero tampoco… no busco reconstruir. Estoy intentando conseguir un campeonato, y eso es lo que quiero hacer. Así que, cualquiera que sea el mejor interés para Houston Texans, también lo es para mí”, dijo para Sarah Barshop, de ESPN.

Con 119 partidos disputados Watt está a una captura de mariscal de campo de llegar a las 100. Con 99 sacks es el líder histórico de la franquicia en tal departamento.

Con la madurez de su décimo año como profesional, Watt repara en los seis campeonatos divisionales de la AFC Sur que han conseguido los Texans –todos con él en el equipo–, pero vuelve al mismo punto de partida. No es jugar por los récords y las marcas pero sí para ganar el campeonato, un sitio muy lejano para los Texans esta temporada, y también históricamente.

"Al inicio de la carrera se cree que la vida dura para siempre. Obviamente, ganamos la división por primera vez, nuestro primer juego de playoffs en mi primer año. En la segunda campaña terminamos 12-4 y se cree que la vida será genial, que solo mejorarás cada vez más. Después viene el 2-14 y la realidad del negocio de la NFL y de todas las cosas que vienen con ello te golpean en la cara. Te das cuenta que no son rosas todo el tiempo. Y de la misma forma ves en retrospectiva los últimos siete años o algo así, y sí, hemos ganado campeonatos divisionales, genial, pero ese no es nuestro objetivo, ese no es el objetivo”, agregó.

Texans, con las manos vacías

La fecha límite de traspasos terminó en la NFL y los Texans, de quien se esperaba que sacaran el mayor provecho ofreciendo veteranos por selecciones en el draft, se fueron con las manos vacías. El movimiento correspondiente para subsanar la salida de DeAndre Hopkins sigue postergándose.

Watson, quien no cree en la reconstrucción como tal pues cada año se cambian piezas de todo tipo en el engranaje del club, está de acuerdo con el ala defensiva veterano. "No quiero sentarme y cambiarlo todo, pero quiero ganar un campeonato eventualmente", señaló el pasador, y sostuvo que el equipo piensa en ganar un partido a la vez para salir de la zanja en la que se encuentra.