ELECCIONES USA 2020

Donald Trump vuelve clamar fraude y supresión del voto

El presidente de Estados Unidos compareció en la Casa Blanca para denunciar irregularidades en el proceso electoral en varios estados, como Michigan, Florida y Pensilvania.

Estados Unidos
0
Donald Trump vuelve clamar fraude y supresión del voto
BRENDAN SMIALOWSKI AFP

A casi 48 horas del cierre de votaciones para elegir al presidente de Estados Unidos de los próximos cuatro años, y a pesar de que la clara desventaja en el Colegio Electoral respecto a Joe Biden, Donald Trump no ha concedido. Todo lo contrario. El presidente no dio viso alguno de reconocer la derrota electoral, no en el corto plazo, y volvió a proferir una letanía de acusaciones de 'fraude a gran escala' en otro explosivo e inédito mensaje a la nación desde la Casa Blanca. El mandatario denunció a las encuestadoras, a quienes acusó de 'supresión del voto'; volvió a deslegitimar al proceso electoral en su totalidad, al que describió como 'arreglado' y 'corrupto'; reclamó victoria en terrenos que aún siguen en escrutinio; y enumeró varias irregularidades en estados como Georgia, Michigan y Pensilvania, de las que no brindó mayor evidencia.

"Si contamos los votos legales, vamos ganando. Si cuentan los ilegales, nos están tratando de robar la elección. Los demócratas nunca creyeron que ganarían de la forma correcta. Esto no tiene precedentes en la historia de Estados Unidos (...)", sentenció Trump en su segunda aparición pública después de los comicios del 3 de noviembre. Amparado en sus argumentos, el presidente aseguró pugnar por un 'conteo honesto' y reafirmó que acudirá a la Suprema Corte para revertir el 'fraude' que el Partido Demócrata está urdiendo, según sus impresiones: "Reto a Joe y los demócratas a contar solo los votos legales. Queremos transparencia y apertura. No conteos secretos, no boletas misteriosas. Queremos que la presidencia sea honesta. Queremos una cuenta de votos honesta. Solo así es como EEUU va a ganar. Creo que ganaremos muy fácilmente. Hay muchas pruebas, mucha evidencia, muchas acusaciones. Es un fraude a gran escala. He escuchado demasiadas historias de horror. No podemos dejar que esto le pase a nuestro país. Ni yo, ni Joe (Biden). Ojalá se resuelva próximamente. Yo reclamaré varios estados y él también lo hará. No podemos aceptar esto", continuó sin aceptar preguntas de los medios de comunicación reunidos en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Trump explicó supuestas irregularidades en varios puntos del país, muchos de los cuales encabeza con más del 90% del escrutinio realizado. Por ejemplo, en Flidalefia, Pensilvania, estado en el que lleva ventaja por más de 64,000 sufragios, acusó que los colegios electorales no han permitido la entrada de observadores del Partido Republicano y que estos, en cambio, han recurrido a binoculares para vigilar a distancia el conteo de votos. De Michigan, estado que ya fue concedido por varias proyecciones a Joe Biden, denunció duplicado de boletas en varias casillas de Detroit (sin advertir cuáles en específico). Sobre Georgia, donde lidera por apenas 3,400 votos, afirmó que se están contando votos por correo que no están fechados al 3 de noviembre. "Detroit y Filadelfia son dos de los lugares más corruptos del país. Han intentado prohibir a nuestros representantes. No hay razones para que no tengan a la gente viendo el proceso. Están intentando cometer fraude, no hay dudas de eso", declaró.

El republicano también apuntó y disparó hacia las encuestadoras. Según la apreciación de Trump, las supuestas fallas en sus predicciones ya estaban predeterminadas para suprimir el voto de sus partidarios; el objetivo, clama el presidente, era desalentarlos de acudir a las casillas al mostrar que la ventaja de Biden no hacía más que crecer: "Son ridículas. Contrario a lo que pronosticaban, hubo una gran ola roja. Lo que hicieron fue interferir con la elección. Hay muchos intereses especiales. Mucho dinero de grandes donantes, de los medios de comunicación. Son encuestas falsas", soltó el magnate neoyorkino. "Sus predicciones estaban hechas para mantener a los votantes en casa, crear la ilusión un 'momentum' de Biden. Son encuestas de supresión. Nunca se habían usado como en esta elección", añadió Trump, quien puso de ejemplo al Washington Post: "Dijeron que Biden ganaría en Wisconsin por 17% y estuvo parejo. Lo sabían, no son tontos". Un rosario de enunciados altamente flamables que causarán un sismo en las entrañas del sistema electoral y la democracia estadounidense. La elección apenas ha empezado.

"Increíble cómo las papeletas por correo están de un solo lado"

Trump ha vuelto a atacar al proceso de voto por correo, como ha sido su tónica desde las elecciones primarias, a principios del año. El mandatario, quien aún aspira a la reelección, no encuenta explicación a que la mayoría de las papeletas no presenciales no signifiquen votos para su causa: "Es muy injusto. Es un sistema corrupto. El voto por correo ha resultado un desastre. Es muy fácil para ellos (demócratas). Quieren saber cuántos votos necesitan y, de repente, los encuentran. ¡Increíble cómo las papeletas están de un solo lado!", aseguró.