POLÍTICA

¿Por qué es importante la votación de Amy Barrett en el Senado como candidata a la Corte Suprema?

El Senado se prepara para confirmar la llegada de Amy Coney Barrett a la Corte Suprema, pero ¿por qué es importante la votación de la conservadora?

¿Por qué es importante la votación de Amy Barrett en el Senado como candidata a la Corte Suprema?
OLIVIER DOULIERY AFP

La Cámara Alta de los Estados Unidos se prepara para confirmar la llegada de la conservadora, Amy Coney Barrett, a la Corte Suprema. La nominación de Barrett llega luego del fallecimiento de la jueza Ruth Bader Ginsburg, reconocida por sus ideales liberales y feministas.

Amy Barrett fue nominada por el mismo Donald Trump luego que éste la entrevistara en la Casa Blanca, quedando fascinado por sus ideales conservadores, mismos que chocan con el antiguo perfil de Bader Ginsburg.

"Tengo el honor de nominar a una de las mentes legales más brillantes y talentosas de nuestra nación a la Corte Suprema. Es una mujer de logros incomparables, intelecto sobresaliente, admirables credenciales y una firme lealtad a la Constitución: La jueza, Amy Coney Barrett"; señaló el líder de la Casa Blanca durante un evento celebrado en el Rose Garden el pasado 27 de Septiembre.

¿Por qué es importante la votación de Amy Barrett en el Senado como candidata a la Corte Suprema?

Una vez que la nominación se hizo oficial, Barrett siguió el proceso para llegar a la Corte Suprema. Este consistió en tres encuentros en el Senado, uno para exponer los discursos iniciales y los dos encuentros restantes destinados al interrogatorio.

Ahora, sólo queda esperar a que el Senado emita su voto para aprobar o, en su defecto, denegar la llegada de Amy Barrett a la Corte Suprema; aunque claro, teniendo en cuenta que el la Cámara Alta es en su mayoría republicana, lo más probable es que Barrett sea votada a favor sin problema alguno.

Dicho esto, es necesario tener en cuenta que la llegada de Amy Barrett a la Corte Suprema es de suma importancia para los republicanos, pues esta podría ser su última “toma de poder” antes de un posible fracaso electoral en las elecciones del próximo 3 de Noviembre.

Con esto, los republicanos ganarán terreno en el tribunal más alto de los Estados Unidos, con una mayoría de seis jueces conservadores sobre tres liberales, lo que ha causado gran preocupación, especialmente a los demócratas.

Y es que, con ello, Donald Trump podría cumplir su amenaza de disputar el resultado de las elecciones del 3 de noviembre, presentando un fallo en la Corte Suprema, tal y como sucedió con las elecciones del 2000 entre George W. Bush y Al. Gore. En dado caso de que eso suceda, Trump ha asegurado el voto de Amy Barrett a su favor si su reelección como presidente termina en el máximo tribunal.

Una vez que la mayoría republicana en el Senado confirme la aprobación de Barrett, se estima que la magistrada tome juramento ante el juez Clarence Thomas a través de una ceremonia en la Casa Blanca, la cual se celebraría alrededor de las 9:00 pm hora local.