AQUÍ SOLO FOOTBALL

Steelers y Buccaneers tienen algo en común: defensa

Pittsburgh y Tampa Bay dominaron sus juegos del domingo con un par de agresivas defensas,en las que encontramos varias similitudes.

Steelers y Buccaneers tienen algo en común: defensa
Joe Sargent AFP

Los dos juegos dominicales que más llamaban la atención terminaron en sendas palizas gracias a las exhibiciones defensivas de Pittsburgh y Tampa Bay.

Muchos pensaron que los Browns estaban listos para terminar con la paternidad de los Steelers en Pittsburgh, pero tal parece que todo lo que se habló en la semana únicamente motivó más al equipo de Mike Tomlin.

Un pick 6 de Minkah Fitzpatrick a la mitad del primer cuarto fue el principio del fin para los Browns, que ya perdían 10-0, un pozo del que jamás pudieron salir.

Fitzpatrick, por cierto, es líder de la NFL con 9 robos de balón desde que llegó a Pittsburgh gracias a un canje con Miami, en la Semana 3 de la temporada pasada.

A partir de ese momento, se le vino la noche a Baker Mayfield.

El agresivo estilo de la defensa de los Steelers fue demasiado para el quarterback de los Browns, que terminó con dos intercepciones y fue capturado en cuatro ocasiones y golpeado otras siete veces.

Pittsburgh, además, desactivó la bomba que le había estallado a otras defensivas: el ataque terrestre de Cleveland.

En sus cinco primeros juegos, los Browns tuvieron actuaciones consecutivas de 215, 158 y 307 yardas terrestres. Ayer en Heinz Field, apenas sumaron 75.

Amén del regreso de Ben Roethlisberger, Pittsburgh se consagró como un contendiente en la AFC y es gracias a su defensiva.

En Tampa, los Buccaneers tuvieron su actuación más dominante de la campaña y fue nada menos que ante Aaron Rodgers y los Packers, que llegaron invictos a este juego.

Al igual que en Pittsburgh, todo comenzó con un pick 6. Jamel Dean se llevó una intercepción 32 yardas hasta las diagonales y tres jugadas después el safety Mike Edwards aprovechó un rebote y tomó otro pase de Rodgers para llevarlo hasta la yarda dos de Green Bay.

El estelar quarterback de los Packers fue maniatado el resto del juego, gracias a un agresivo plan de juego del coordinador defensivo de los Bucs, Todd Bowles, que incluyó varios blitzes de sus linebackers.

Rodgers fue capturado cinco veces y lo golpearon 13 veces. Trece. Incluidas tres de Jason Pierre-Paul y tres más de William Gholston.

Es la segunda vez en la campaña que la defensiva de Tampa Bay registra cinco sacks en un juego.

Green Bay se comió 38 puntos sin respuesta, la mayor cantidad en un partido que haya iniciado Rodgers. Y su ofensiva únicamente generó cinco yardas en el segundo cuarto.

LAS SIMILITUDES

Con esas dos intercepciones, los Buccaneers llegaron a ocho en la temporada, empatados en el segundo lugar con los Steelers.

Mientras Pittsburgh es líder de la NFL con 24 capturas de quarterback, Tampa Bay le sigue con 22 (empatado con Baltimore).

Los Buccaneers han anotado 48 puntos de sus robos de balón en 2020, empatados en el cuarto lugar con los Steelers.

Y las similitudes son muchas más: yardas permitidas por juego (282.0 Tampa Bay, 285.2 Pittsburgh); yardas por jugada (4.62-4.85); yardas terrestres (64.3-66.2); yardas aéreas (217.7-219.0); efectividad en tercer down (38.96%-42.65%) y en zona roja (58.82%-61.54%), entre otras.

Las defensivas aún existen en la NFL y en Tampa Bay y en Pittsburgh están dos de las mejores.