BALTIMORE RAVENS

Ravens rompe la alcancía con Marlon Humphrey

Baltimore convierte al jugador de cuarto año en el segundo cornerback mejor pagado de la NFL.

Marlon Humphrey
Todd Olszewski AFP

Los Baltimore Ravens han logrado mantenerse en los primeros lugares de rankings durante muchos años gracias a una excelente detección de talento y a los malabares financieros de la gerencia para retener a esos jugadores.

Para conseguirlo, a veces deben abrir la chequera. Tal fue el caso el jueves, cuando Baltimore extendió el contrato del cornerback All-Pro Marlon Humphrey por cinco temporadas y 98.75 millones de dólares. Con su nuevo acuerdo, el jugador de cuarto año se convierte en el segundo mejor pagado en la posición con un salario anual promedio de 19.75 millones, apenas por debajo de los 20 millones de Jalen Ramsey con Los Angeles Rams.

El acuerdo mantiene a Humphrey, de 24 años, con Baltimore hasta la conclusión de la campaña de 2026. De acuerdo, con lo que ha mostrado en su joven carrera, luce como un buen negocio.

Desde que ingresó a la NFL en 2017, es uno de apenas dos cornerbacks con al menos 40 pases defendidos, ocho intercepciones, cuatro fumbles forzados y tres recuperados. El otro es el Marshon Lattimore, de los Saints, precisamente el esquinero al que apuntaban los Ravens en el Draft de 2017.

“Marlon es el tipo de jugador que queremos en Baltimore”, dijo el gerente general Eric DeCosta. “Además de sus obvios talentos como un corner que realiza jugafas grandes, es un competidor apasionado con hambre de triunfo. Marlon ha sido un pilar en nuestra comunidad y nos entusiasma que permanezca con nosotros por siete temporadas”.

Al asegurar a Humphrey a largo plazo, los Ravens cuentan con todas las piezas que consideran necesarias bajo contrato a largo plazo en una defensiva secundaria que se ha convertido en un aspecto fundamental del juego a medida que los ataques rivales se vuelven más verticales. En los últimos 20 meses, DeCosta y Baltimore han firmado a Tavon Young, Marcus Peters y el safety Chuck Clark, todos ellos por tres años más. Suficientes para mantener abierta una ventana de campeonato que se abrió inicialmente con el despegue de Lamar Jackson.

Humphrey es un jugador físico en la línea de scrimmage y participa activamente en defender la carrera, pero es su capacidad para mantenerse pie a pie con los receptores y hacer jugadas sobre el balón, lo que le valió su designación de All-Pro y un viaje al Pro Bowl la temporada anterior, cuando finalizó con 14 pases defendidos, tres intercepciones, dos fumbles forzados y tres recuperados, de los cuales devolvió dos a las diagonales.