CASO JACOB BLAKE

Jacob Blake: Trump visita Kenosha y promete reconstruir el lugar de los disturbios

Tras las protestas desatadas por el caso Jacob Blake, el Presidente del país, Donald Trump, visita Kenosha y promete reconstruir el lugar de los disturbios.

Jacob Blake: Trump visita Kenosha y promete reconstruir el lugar de los disturbios
LEAH MILLIS REUTERS

El pasado 23 de Agosto la Unión Americana fue testigo de un caso de brutalidad policial más; pues un afroamericano de 29 años, identificado por las autoridades como Jacob Blake, recibió ocho disparos en la espalda a quemarropa luego de hacer caso omiso a los oficiales de policía e intentar subir a su vehículo tras interferir en una pelea entre dos mujeres. Los hechos sucedieron en Kenosha, Wisconsin, y quedaron captados en vídeo por un transeúnte.

El vídeo rápidamente se hizo viral en redes sociales, desatando la furia de millones de ciudadanos que se apoderaron de las calles y salieron a exigir justicia social. Y aunque algunas de las manifestaciones se desarrollaron de forma pacífica, lo cierto es que muchas otras terminaron en disturbios, destruyendo decenas de negocios locales.

Ante tales hechos, el Presidente de la Unión Americana, Donald Trump, aconsejó desplegar la Guardia Nacional para terminar con los disturbios. Aunado a ello, el día de ayer - 1 de Septiembre - el mandatario visitó el lugar de los hechos y prometió hacerse cargo de los daños materiales.

Trump visita Kenosha y promete reconstruir el lugar de los disturbios

Durante su paso por Kenosha el líder de la Casa Blanca dio a conocer que ofrecerá un millón de dólares para las fuerzas del orden, así como 4 millones para apoyar a los negocios locales afectados por los disturbios, y 42 millones extra para la seguridad pública en todo el estado, incluyendo las fuerzas del orden y los fiscales.

“Vamos a arreglarlo, vamos a ayudar a la gente a reconstruir sus negocios en Kenosha... Lo vamos a arreglar. Kenosha ha sido devastada por disturbios contra la policía y contra los estadounidenses. Estos no son actos de protestas pacíficas, sino terror interno”, continuó el mandatario.

“Para detener la violencia política, también debemos confrontar la ideología radical que incluye esta violencia. Los políticos imprudentes de extrema izquierda continúan impulsando el mensaje destructivo de que nuestra nación y nuestras fuerzas del orden son opresivas o racistas: Tirarán cualquier palabra que viene a ellos”, señaló Trump durante una mesa redonda con la policía y algunos dueños de negocios locales.