NFL

Clubes de NFL cancelan práctica tras abuso policial en Wisconsin

Detroit Lions fue la primera organización en anunciar la cancelación de las actividades del training camp para este jueves tras el abuso policial en Kenosha.

Estados Unidos
0
Trey Flowers
Carlos Osorio AP

Luego del abuso policial en Wisconsin a Jacob Blake, varios equipos de la NFL reaccionaron como parte de un movimiento interdisciplinario en el deporte. El paro a todas las actividades del campamento de entrenamiento se efectuó en los complejos deportivos de nueve franquicias del football profesional.

Indianapolis Colts, New York Jets, Denver Broncos, Chicago Bears, Green Bay Packers, Washington Football Team, Tennessee Titans, Arizona Cardinals y Detroit Lions fueron las organizaciones que, haciendo uso de su plataforma, se sumaron al movimiento que pide parar con la injusticia racial en Estados Unidos al cancelar sus pácticas de hoy.

En lugar de los golpes y la trayectoria de rutas, dichos clubes emplearon su día para “discutir y trabajar para crear un impacto social perdurable y un cambio inspirador” en sus comunidades, anunció el equipo de Jim Irsay. Otras organizaciones como los Ravens, Buccaneers, Steelers y Texans no frenaron las prácticas, pero sí anunciaron abrir un espacio para discutir el clima social en el país.

El miércoles por la noche, tras el acoloramiento de la presión social por protestas en Kenosha, tiroteos, y un boicot en el gremio deportivo protagonizado en primera instancia por la NBA y la WNBA, la policía local brindó el informe oficial de los hechos: los elementos de seguridad arribaron al sitio donde se encontraba Jacob Blake, afroestadounidense, de 29 años, por una disputa doméstica. El reporte policial informa que Blake "no cooperó". Blake recibió siete disparos de los policías, añade el reporte, aunque su padre señaló que fueron ocho los impactos de bala en su espalda. Blake se encuentra en cuidados intensivos.

Antecedente

Desde el asesinato de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis, los jugadores de la NFL actuaron en forma conjunta para ponerle fin a un mal social que agobia a Estados Unidos desde hace siglos. Compuesta en un 70% por jugadores afroestadounidenses, según el Instituto para la Ética y la Diversidad en el Deporte (TIDES, por sus siglas en inglés), atletas de la comunidad de la NFL no titubearon en el momento y llamaron a traer de vuelta el movimiento pacífico que Colin Kaepernick comenzó en la liga en 2016, hincarse durante el himno en señal de protesta a su comunidad.

Incluso, liderados por el receptor abierto Michael Thomas, un grupo de jugadores se pronunció en contra del racismo sitémico y pidió a la liga tomar cartas en el asunto, a lo que el comisionado Roger Goodell respondió en favor de la petición.