TAMPA BAY BUCCANEERS

El coronavirus no frena a Tom Brady 

El veterano quarterback de 43 años confía 100% en el entrenamiento personal que lo ha mantenido activo en la NFL durante 20 temporadas.

Tom Brady
Cortesía: Tampa Bay Buccaneers /

Este jueves fue el último día que tenían los jugadores de la NFL para anunciar su decisión de no jugar en la campaña 2020 debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Más de 60 de ellos, por diferentes motivos, optaron por parar un año.

En Tampa, su quarterback de 43 años no tiene miedo al COVID-19 y confía 100% en el entrenamiento personal que lo ha mantenido activo en la NFL durante 20 temporadas.

“Siempre he creído que cuidar mi cuerpo es realmente importante, no solamente para el football, porque es de lo que vivo, sino para el futuro”, dijo Tom Brady, en videoconferencia. “En mi experiencia, entre mejor trato a mi cuerpo, entre mejor hidratado esté, entre más sofisticados sean mis entrenamientos, mejor se desempeña mi cuerpo. Para mí, cuando algo te funciona, tienes que hacerlo más veces, y entre más lo hagas vas a tener mejores resultados. Así que trato de continuar ese método en mi carrera y construir año con año”.

Después de 20 temporadas y seis anillos de campeón con los Patriots, Brady firmó este año como agente libre con los Buccaneers. Y un virus no va a detener a “TB12”.

“Se me ha dado la gran oportunidad de estar a esta edad y aún jugar el deporte que amo, porque mentalmente siento que tengo toda la habilidad, he visto cualquier defensiva… no hay una jugada que no haya ejecutado, no hay una defensa que no haya visto”, apuntó Brady. “Físicamente debes sentirte capaz de ejecutar tu trabajo y soy muy afortunado de aún poder hacerlo. Sé que es un deporte de contacto y que algo se puede salir de tu control, pero es como en la vida, en la vida tampoco puedes controlar todo y lo mejor que puedes hacer es preparar tu cuerpo, preparar tu mente para lo que venga y siempre tienes que ajustarte y adaptarte lo mejor posible”.

En la charla de 10 minutos con los periodistas, Brady habló en varias ocasiones de la importancia de las prácticas para poder generar química con sus nuevos receptores, pero será hasta la segunda quincena de agosto cuando los equipos puedan entrenar completamente equipados.

“Los muchachos han trabajado realmente duro para conocernos mejor. No hemos tenido una sola práctica, así que es complicado lanzar el balón, porque es muy diferente a estar en el huddle en un verdadero juego de football y saber realmente en quién puedes confiar”, aseguró Brady. “Pienso que tenemos que sacarle el mayor provecho posible a esta situación con la que estamos lidiando, y tratar de entender que el reloj sigue avanzando y tenemos mucho por hacer en muy poco tiempo”.

Para muchos, Brady jugará con el mejor cuerpo de receptores que jamás haya tenido. Entre sus nuevos objetivos están los wide receivers Chris Godwin y Mike Evans, y los tight ends Cameron Brate y O.J. Howard. A ellos se sumó Rob Gronkowski, quien está a nueve recepciones para llegar a 100 touchdowns (incluidos Playoffs), 90 de ellos cortesía de Brady.

“Me encanta estar cerca de esos chicos, son grandes líderes, no sólo grandes jugadores, sino grandes líderes”, dijo “TB12” de sus nuevos receptores. “Es un grupo muy bueno que trabaja duro, con jugadores muy inteligentes, pero, otra vez, es trabajo de todos crear química y hacerlo funcionar”.

Con o sin coronavirus, las metas de Brady no cambian.

“Al final, mi objetivo es el mismo: salir y ser el mejor, lo mejor que pueda para el equipo. He tratado de atrapar pases en mi carrera, he tratado de hacer algunos bloqueos, he tenido algunas carreras, pero no soy muy bueno en nada de eso. Creo que mi mejor habilidad es leer defensas y lanzar el balón”, finalizó.