NFL

Anthony Lynn: Kaepernick “encaja” con el estilo de Chargers

El posible regreso del controversial quarterback a la NFL sigue generando ímpetu e interés alrededor de la liga.

Estados Unidos
0
Colin Kaepernick con los 49ers
EZRA SHAW AFP

El activismo social y sus protestas contra la brutalidad policíaca desterraron a Colin Kaepernick de la NFL hace tres años gracias a un evidente boicot por parte de los 32 equipos de la liga. Ahora, esas mismas causas por la justicia racial son las que le están abriendo nuevamente las puertas.

Apenas días después de que el comisionado Roger Goodell instó abiertamente a los equipos de la liga a darle una oportunidad a Kaepernick, ahora son Los Angeles Chargers, a través del coach Anthony Lynn, los que han proyectado la figura del polémico pasador.

Kaepernick “encaja con el quarterback para el sistema que estaremos utilizando” con el coordinador ofensivo Shane Steichen, dijo Lynn el miércoles a The Associated Press. “Confío mucho y estoy muy contento, pero nunca se puede tener a suficientes personas en la lista de espera”.

Lynn se refiere al veterano Tyrod Taylor, a su selección de primera ronda en el pasado draft Justin Herbert y al pasador de segundo año Easton Stick, ninguno de los cuales ha logrado lo que Kaepernick: llevar a un equipo al Super Bowl.

Por supuesto que, incluso antes de que Kaepernick comenzara con sus protestas sociales durante la ceremonia del himno nacional ya existían grandes interrogantes sobre su capacidad meramente deportiva, pero con el movimiento activista que se vive actualmente en todo Estados Unidos esas dudas parecen haber pasado a segundo plano.

Las palabras de Lynn lo confirman. El coach señaló a Kaepernick como una persona que encaja en el sistema, sin embargo, hace menos de dos meses dijo que Cam Newton, un jugador con condiciones similares pero, ya saben, mejoradas, no era el jugador correcto para los Chargers, así que es difícil creer que el súbito interés de Lynn en Kaepernick sea meramente deportivo.

Lynn reconoció, sin embargo, que no ha hablado directamente con Kaepernick y que no hay planes para invitarlo para una práctica privada, en parte por la pandemia, en parte porque hacerlo sería reconocer un interés real y causar un poco de pánico en un cuerpo de pasadores inexperto. Pero, en el caso de que los Chargers se inclinaran por añadir al quarterback de 32 años, su activismo no sería un problema.

Durante el boicot peor guardado de la historia, Kaepernick apenas generó interés cuando los equipos se escudaban en sus capacidades deportivas para excusar la picazón que les causaban sus actividades extradeportivas, como lo demuestra que en tres años apenas recibió una invitación a una práctica privada con los Seahawks. Por lo mismo, las palabras de Goodell primero, y de Lynn después, significan un progreso importante en el momento para el retorno del quarterback a la NFL.

Con la presión de la ciudadanía por ver un cambio verdadero en la situación racial, los equipos podrían dar un giro de 180 grados respecto a los tres años anteriores y pelearse por los servicios de Kaepernick en un intento por demostrar que están a favor de un cambio. Para los Chargers, sumar al controversial pasador tendría sentido en ese aspecto, siendo una apuesta de bajo riesgo. Total, más aficionados no pueden perder.

Igual de importante es la situación que se atraviesa en el mundo deportivo con la pandemia de COVID-19, pues como lo resaltó el miércoles el coach de los Bills Sean McDermott, será más importante que nunca tener una buena profundidad debido a las circunstancias extraordinarias. Eso le podría abrir otra puerta a Kaepernick, quien luego de tres años de ausencia claramente no está para ser titular inmediato en la NFL.