USMNT

Trump amenaza con no ver más a la Selección de Estados Unidos

Tras la decisión de US Soccer de permitir que los jugadores se hinquen durante la ceremonia del himno nacional, Trump amenazó con no seguir a la selección.

Trump amenaza con no ver más a la Selección de Estado Unidos

Estados Unidos está envuelto en crisis por las consecuencias que está dejando la pandemia de coronavirus y el asesinato de George Floyd, ciudadano estadounidense de la comundiad negra, que fue asfixiado por el policía blanco Dereck Chauvin el pasado 25 de junio en Minnespolis. Pese a la existencia del patógeno, la indignación se levantó cuando sucedió el acto racista, por lo que miles de ciudadanos salieron a las calles para pedir justicia para la víctima y al mismo tiempo, exigir un alto al racismo sistémico y a la brutalidad policiaca.

Artistas y deportistas se unieron a los exigencias de la sociedad en general, y la MLS fue una de las ligas de USA que optó por permitir a sus futbolistas arrodillarse durante la ceremonia del Himno Nacional como signo de protesta. Luego de esto, US Soccer decidió tomar conciencia y dio a conocer su decisión de derrogar la regla que prohibía a los seleccionados arrodillarse, misma que fue establecida en 2017.

Tras enterarse de libertad que la Federación de Fútbol de Estados Unidos otorgó a los seleccionados nacionales, Donald Trump decidió lanzar un mensaje por medio de su cuenta de Twitter en donde advirtió que no seguiría más los partidos de los equipos nacionales.

"Ya no miraré mucho nunca más", escribió Trump al retuitear una nota en la que Matt Gaetz, político republicano representante de Florida, declaró que Estados Unidos no debería tener una selección nacional de fútbol si sus jugadores no representarán el Himno Nacional.

La presidenta de US Soccer pide perdón a Megan Rapinoe

Por su parte, la presidenta de US Soccer, Parlow Cone, hizo publica su decisión de pedirle una disculpa a la actual 'Balón de Oro', Megan Rapinoe, quien siguió los pasos del jugador de la NFL, Colin Kaepernick, al arrodillarse como señal de protesta.