MLS

MLS acepta que los jugadores protesten durante el himno

La Major League Soccer sacó un comunicado donde expresa la libertad de expresión durante el himno previo a cada juego, ya que buscan un ambiente de igualdad e inclusión.

MLS acepta que los jugadores protesten durante el himno

La MLS emitió este martes un comunicado en el que reitera su posición sobre las protestas pacíficas durante el himno nacional previo al arranque de los partidos de la liga en Estados Unidos y Canadá, esto gracias que los directivos de la Major League Soccer consideran que es un espacio de diversión, igualdad e inclusión; además de representar los ideales de libertad de expresión.

Don Garber se hizo presente durante las protestas contra el racismo y la desigualdad racial al reafirmar la postura de la MLS sobre las manifestaciones pacíficas, es decir, permitir arrodillarse, quedarse sentado o pararse durante el himno nacional previo a cada inicio de juego, esto sin importar si son jugadores o personal técnico los que quieran expresa su inconformidad con la sociedad.

“Al tiempo que fomenta un ambiente de diversidad, igualdad e inclusión, Major League Soccer defiende los ideales de libertad de expresión y el derecho pacífico que son los sellos distintivos de los Estados Unidos y Canadá. Si los jugadores o el personal deciden ponerse de pie, arrodillarse o ejercer su derecho a protestar pacíficamente durante los himnos nacional antes de los juegos de la liga, los apoyamos”, explican en el comunicado.

Primera vez que se emitió este mensaje

En 2017, Don Garber decidió mandar una carta al personal de la liga, jugadores, directivos, técnicos y staff, donde explicaba que la liga apoyaba la libertad de expresión; todo esto mientras se librara una lucha en la NFL por las protestas de Colin Kaepernick con los 49ers de San Francisco y la estrella de la USWNT, Megan Rapinoe.

Actualidad

Estados Unidos vive momentos críticos en la lucha contra el racismo, esto gracias a las protestas que se desataron después del asesinato de George Floyd a manos de un policía en Minnesota. Después de 12 días de manifestaciones y protestas donde piden la igualdad racial y que el gobierno les dé las mismas oportunidades sin importar el color de la piel.