Estadounidenses en Europa

Jesse Marsch sería el sucesor de Favre en el Borussia Dortmund

El técnico estadounidense, que recientemente se proclamó campeón en Austria, aparece en la órbita del cuadro de Dortmund, donde podría reencontrarse con Erling Haaland.

Jesse Marsch se perfila como sucesor de Favre en el Borussia Dortmund

El entrenador estadounidense, Jesse Marsch, se proclamó campeón de la Copa Austriaca con el RB Salzburg, motivo por el que su nombre ya suena para sustituir a Lucien Favre en el Borussia Dortmund, equipo en donde se podría reencontrar con el delantero noruego, Erling Haaland.

Según reportó la revista alemana, Sport Bild, Marsch, de 46 años, podría regresar al fútbol alemán, en donde fue asistente técnico de Ralf Rangnick en el conjunto de RB Leipzig, antes de pasar a su club ‘hermano’ de Austria, en donde apenas en una temporada, logró consagrarse campeón.

En caso que se concrete la salida de Lucien Favre del conjunto de Dortmund, tras quedar fuera de la pelea por el título de la Bundesliga, Jesse Marsch sería una de las principales opciones para relevarlo en el banquillo y buscar terminar el reinado del Bayern Múnich en Alemania.

Marsch es uno de los responsables de la rápida irrupción de Erling Haaland dentro del fútbol del Viejo Continente, pues el estadounidense estuvo a cargo del atacante noruego al inicio de la temporada 2019-20, en la que en 22 apariciones con el cuadro de RB Salzbug, marcó 28 tantos y dio 7 asistencias, algo que motivó al Borussia Dortmund para pagar 20 millones de euros por el joven de 19 años.

De la MLS a consagrarse en Europa

Como futbolista, el nacido en Wisconsin se convirtió en el primer futbolista en ganar 3 MLS Cup y luego de su retiro, Marsch debutó como entrenador de Montreal Impact, para luego pasar al New York Red Bulls, donde en su primera campaña ganó el MLS Supporters’ Shield, para luego convertirse en el técnico con más victorias en la historia de la franquicia y probar suerte en el fútbol europeo, donde ya comienza a cosechar éxitos.

Además de consagrarse campeón de la Copa en Austria dentro de su primera temporada, el técnico norteamericano se quedó cerca de lograr el título de liga, pues las bajas de jugadores como el propio Erling Haaland o Takumi Minamino, le costaron el liderato, que al final fue ocupado por LASK, además de hacer su debut en la UEFA Champions League, en donde se quedó en la fase de grupos tras enfrentarse a Napoli, Liverpool y Genk.