Cleveland Browns

Baker Mayfield: No es momento de hablar, es tiempo de trabajar

Previo a la campaña 2019 los Browns lucían como un posible equipo sorpresa en la AFC. No obstante, Cleveland quedó en el tercer puesto de su división.

Baker Mayfield con los Browns
Bobby Ellis Getty Images

Con la llegada de Baker Mayfield a los Browns un atisbo de esperanza iluminó Cleveland. Parecía que el egresado de Oklahoma sería el líder capaz de regresarlos a playoffs tras 17 años de ausencia; no obstante, el equipo de Ohio aún sueña con la postemporada.

Ante esto, el pasador habló por primera vez desde que terminó la campaña 2019 y aseguró que todos los miembros de los Browns deben dejar de hablar y necesitan trabajar para revertir la situación.

"A todos los que han entrevista en nuestro equipo han insistido en lo mismo, es momento de trabajar. Es tiempo de hacer cosas y no de hablarlo. Es mi primera plática con medios porque no necesito hablar, es momento de ir a trabajar. Ahora es momento de estar en silencio, lo que no me incomoda. Eso hacía antes de estar en los escenarios más importantes, así que me gusta regresar al origen", explicó Mayfield.

Mientras 2018 fue una campaña donde los Browns irrumpieron de manera agradable en la campaña y terminaron con marca de 7-8-1 (a tan solo una victoria de la postemporada), en 2019 quedaron a deber pues además de tener foja de 6-10, su ofensiva, que contó con Odell Beckham Jr. y Kareem Hunt por vez primera, quedó como la vigésima segunda de la liga en yardas totales, aéreas y puntos, y décimo segunda por tierra (en gran parte por Nick Chubb).

¿Se alargará la sequía?

Para desfortuna de los Browns, para 2020 deberán competir con los Ravens de Lamar Jackson, los Steelers de Ben Roethlisberger y la mejor defensiva en intercambios de balón durante 2019. La única incógnita en la AFC Norte son los Bengals, quienes tendrán al debutante Joe Burrow como el líder de su ofensiva.

Además, cabe destacar que solo los Browns tendrán nuevo coach en la siguiente campaña. Kevin Stefanski tendrá su primera oportunidad al frente de una organización tras pasar cerca de 15 años con los Vikings.