MLB

Harper, Snell y Kershaw hablan sobre la situación de la MLB

Los peloteros expresaron sus opiniones sobre el recorte a sus salarios para jugar la campaña 2020, la cual sería reducida a 82 encuentros.

Estados Unidos
0
Harper, Snell, Kershaw

Entre los dueños y los peloteros, la oficina del comisionado Rob Manfred actúa como mediador para que se discuten los tópicos necesarios paraa realizar una temporada más de la Gran Carpa.

Tanto los propietarios como los peloteros desean que vuelva la acción, pero no todos tienen la misma preocupación.

Clayton Kershaw, por ejemplo, está a favor de regresar al centro del diamante si su salud no está en riesgo.

“Si se concreta médicamente que podemos jugar y los dos lados no pueden llegar a un acuerdo por la cuestión comercial, ni la liga ni el sindicato se verán bien”, aseveró el serpentinero de Los Angeles Dodgers. “Si podemos arreglarlo en la cuestión médica, soy optimista de que podemos jugar”, dijo en The Dan Patrick Show.

El toletero de los Rockies, Nolan Arenado, quiere volver a la tercera almohadilla a maravillar a sus aficionados con su destreza defensiva, aun si éstos no están presentes.

“Negociamos un trato. Ahora salgamos a jugar. Vayamos a trabajar. Obviamente hay discusiones sobre la división de los ingresos y eso lo cambia en parte. Pero ya discutimos eso. Volvamos a trabajar”, señaló a Ken Rosenthal.

Recortes al salario

En medio de su partida de Fornite, transmitida en vivo a través de Twitch, el as de Tampa Bay Rays declaró que si va a jugar baseball este año “debería obtener el dinero por el que fui contratado”.

Después de sugerir no estar dispuesto a jugar por menos dinero en 2020 porque “arriesgaría su vida”, el lanzador Blake Snell comentó a The Athletic: “quiero que la gente entienda que lo que dice es real”.

“Estoy preocupado así como todos por el virus y quiero asegurarme de que mis colegas y yo nos cuidemos. Queremos jugar bajo circunstancias acordadas como grupo”, agregó Snell.

“Jugaré si obtengo el 50 por ciento y jugamos una campaña del 50 por ciento”, reconoció después. Jugar por menos dineros y con más riesgos a la salud, simplemente “no es justo para los judadores”, puntualizó el Cy Young de 2018.

Los comentarios de Snell, de “arriesgar su vida”, le parecen a Kershaw “un poco exagerado”, y agrega que se les pagará lo equivalente si se juegan los 82 partidos.

En tanto, Bryce Harper no titubeó en respaldar a su colega de los Rays. “No miente, tiene razón. Está hablando con la verdad. No estoy enojado con él, alguien tiene que decirlo, al menos tuvo el valor de decirlo, bien por él”, comentó el jardinero de los Phillies a NBC Sports Philadelphia.

En Atlanta, al lanzador diestro Mike Foltynewicz le preocupa que la situación deje mal posicionaros a los jugadores ante la opinión pública, como los “muchachos malos” en la disputa por los pagos.

“Creo que si jugamos y todos éstos acuerdos televisivos funcionan, los dueños harán dinero”, asimiló el serpentinero.

Unas horas después de su entrevista con The Athletic, The Associated Press publicó que los equipos quedarían en números rojos para esta campaña y perderían alrededor de $4 billones de dólares por celebrar los encuentros sin los aficionados en los parques de pelota, lo cual representa el 39 por ciento de sus ingresos anualmente.