MLB

"Habrá guerra" si dueños deciden reducir salarios a los jugadores

Entre las ideas a discutir el lunes los propietarios y la MLB está el recorte de los salarios a los peloteros y un calendario de 80 juegos, aproximadamente.

Estados Unidos
0
MLB
STAN HONDA AFP/Getty Images

El próximo lunes, la Major League Baseball y los propietarios de los 30 clubes tienen cita para una reunión virtual. En ella se discutirán los planes y el rumbo que tomará el baseball en 2020.

Según Ken Rosenthal, de The Athletic, algunas de las ideas son preparar una temporada de 80 partidos, aproximadamente; que los equipos jueguen contra sus rivales de división y contra los de la misma región, en la conferencia opuesta; regresar a las novenas a sus parques de pelota y los que no puedan, reubicarse en sus sedes de primavera temporalmente o en otros estadios; aumentar el número de novenas admitidas a la postemporada de cinco a siete, y dar reducir la paga a los salarios de los jugadores.

Esta última, precisamente, es la que más hace eco en los peloteros ligamayoristas. No están dispuestos a ello y argumentan que su enojo tiene razón de ser y no es únicamente un capricho, pues ya se había establecido por medio de un acuerdo normativo, en marzo, entre el sindicato de jugadores y la MLB que no habría una reducción a sus salarios.

Craig Calcaterra, de NBC Sports, habló con fuentes cercanas a los protagonistas del deporte, quienes están “brincando del enojo”. De seguir con ese plan los propietarios de los equipos “habrá una guerra”, mencionaron a Calcaterra.

Acuerdo previo

El acuerdo entre la unión de jugadores y la liga estipuló la creación de un fondo de 170 millones de dólares para dividirlo entre los peloteros. Si la campaña se cancela, el dinero será de ellos. Si se hay baseball en 2020, se les descontará de su salario, pues se manejó como un adelanto y no un bono.

Según reportes, la reducción a los salarios de los peloteros se pediría por la ausencia de fanáticos en los estadios, pues en la cancha de los dueños el argumento es que existe una provisión en la que los jugadores acordaron de buena fe discutir las condiciones económicas.

Sin embargo, del lado de la MLBPA replicaron que en las negociaciones de marzo quedó evidente que se trataba de replantearse la reanudación de actividades si se jugaba a puerta cerrada y no de abordar nuevamente el trato para reducir pagos.

Tony Clark, director ejecutivo de la MLBPA, puso el punto final a la conversación en abril: "las negociaciones terminaron".