NFL

Bears declinan ejercer opción de quinto año a Mitchell Trubisky

El mariscal de campo de cuarto año competirá en la posición junto con el veterano Nick Foles, que llegó esta agencia libre luego de un traspaso con los Jaguars.

Mitch Trubisky
Dylan Buell Getty Images

Mitchell Trubisky tuvo su tercer año en los emparrillados para demostrarle a la gerencia general de los Bears que era el personaje indicado para interpretar el papel principal. Sin embargo, las expectativas quedaron por encima de las acciones y eso ocasionó la llegada de Nick Foles al Soldier Field, para ver si con ese "empujoncito" el egresado de North Carolina da lo mejor de sí y rinde los frutos que el equipo esperaba cuando lo seleccionaron en el segundo puesto global del reclutamiento colegial.

Teniendo en mente que será competir o partir, Trubisky incluso tendrá mayor presión, pues los Bears optaron por no ejercer la opción de quinto año de su contrato como novato; en otras palabras, tiene esta temporada para demostrarle a la organización que puede con la titularidad antes de convertirse en agente libre en 2020.

El mariscal de campo, de 25 años, dio su salto en su segunda campaña. En ella, Trubisky tuvo números modestos: pasó para 3,223 yardas y 24 touchdowns por 12 intercepciones, pero más importante aún encontró la forma de triunfar en 11 encuentros como titular y tan solo perdió tres.

Con tal marca, y con el apoyo de una defensiva liderada por Khalil Mack en la zona media, se esperaba que Trubisky despuntara para su tercer año en la liga. Pero no fue así. Su puntería empeoró: de conectar el 66.6 por ciento de sus envíos en 2018, en 2019 disminuyó a 63.2.

Cuando se habla de Trubisky, como efecto colateral igual se habla de la mala decisión de la franquicia de Illinois de seleccionarlo ocho puestos por encima de Patrick Mahomes y 10 antes que Deshaun Watson, quienes notablemente han sobresalido en la NFL desde su llegada.

¿Foles o Trubisky?

Sus pases completos fueron más cercanos con relación al año anterior, las yardas por pase conectados cayeron de 11.2 a 9.6. Si bien es cierto, la línea ofensiva de Chicago no le ayudó mucho. Trubisky recibió 140 veces la presión y terminó con 38 capturas, 14 más que en su segundo año (24).

Por otro lado, a Foles no le fue nada bien. El veterano sufrió una lesión en el clavícula desde temprano en el calendario y solo inició cuatro partidos para los Jaguars. Los perdió todos y completó un 65.8 por ciento de sus lanzamientos para 736 yardas, tres anotaciones y dos intercepciones.

Matt Nagy y Ryan Pace ya tomarán su decisión después conforme avancen las actividades de la pretemporada. Pero si en este año Trubisky no muestra que valió ser el segundo pick, es posible que en 2021 no regrese al Soldier Field.

En el paso Draft los Bears fueron ampliamente criticados por adquirir como su primera selección al ala cerrada Cole Kmet, de Notre Dame, a pesar de ser de los mejores prospectos, pues con él el equipo suma una decena de atletas de la misma posición, entre ellos Jimmy Graham, adquirido en la agencia libre.