Baltimore Ravens

¡Maldición! Lamar Jackson estará en la portada de Madden

El dinámico quarterback de los Ravens tomará el lugar de Patrick Mahomes al frente del videojuego más famoso de la NFL.

Estados Unidos
0
¡Maldición! Lamar Jackson estará en la portada de Madden

Siempre que uno ve jugar a Lamar Jackson no puede evitar pensar en que es un videojuego humano, un jugador con capacidades atléticas ridículas que no se veían desde Bo Jackson... en el Tecmo Bowl.

En honor a todos esos atributos, su más reciente trofeo de MVP y un futuro brillante, Jackson anunció el martes que tuvo una conversación con la compañía EA Sports en la que se le informó que aparecerá en la portada del videojuego por excelencia del football.

Era cuestión de tiempo. Jackson no solo es uno de los jugadores más dinámicos y versátiles de la historia, sino que su carisma y personalidad lo hacen perfecto para ocupar uno de los puestos más deseados, y temidos por igual, dentro del mundo de la NFL.

Como lo demostró en su temporada de MVP, Lamar Jackson no tiene miedo de enfrentarse por sí solo a 11 defensivos, así como tampoco le tiene miedo a la famosa “Maldición Madden”. Después de todo, el año pasado no funcionó muy bien que digamos con cierto quarterback que se calzó su primer anillo de campeón.

“Patrick Mahomes está en la portada y ganó el MVP (del Super Bowl), dijo Jackson. “Quiero esa maldición. Espero que esa sea una maldición”.

Jackson tiene motivos para creer que la “Maldición Madden” ya cambió de giro, beneficiando a todo aquel que aparezca en su portada con una gloria inagotable. A fin de cuentas, dos de los últimos tres jugadores en la portada, Mahomes y Tom Brady, han terminado la campaña correspondiente con un desfile por el centro de su ciudad.

Pero Jackson no puede bajar la guardia, la “Maldición Madden” trabaja de formas misteriosas y por demás caprichosas. Solo hace falta ver el jugador que apareció entre Brady y Mahomes, en la edición Madden 19: Un tal Antonio Brown que perdió todos y cada uno de los tornillos en su cabeza, se abrió paso hacia la salida de no uno ni dos, sino tres equipos, y que ahora no podría conseguir trabajo como payaso en fiestas infantiles si así lo quisiera.

Como Brown, los ejemplos sobran. Y con peores efectos, si eso fuera posible. Sólo basta preguntarle a Ray Lewis o a Michael Vick.

Pero Jackson es demasiado osado, al grado que el martes declaró abiertamente: “No me preocupa la maldición”.

“Siempre ha sido mi sueño desde que era niño, desde que empecé a jugar Madden”, dijo Jackson. “Es irreal. Tengo todos los Madden. Estar en la portada es un sueño hecho realidad”.