NFL

Bobby Mitchell, leyenda de los Redskins, muere a sus 84 años

Mitchell, que inició su carrera junto a Jim Brown en Cleveland, fue el primer jugador negro en la organización de Washington y destacó también por su activismo social.

Bobby Mitchell
Gus Chan AP

Bobby Mitchell, corredor y receptor que inició su trayectoria en el backfield de los Browns junto a Jim Brown y después se convirtió en una leyenda para Washington Redskins, murió a sus 84 años el pasado domingo, según anunció el Pro Football Hall of Fame.

Al momento se desconoce la causa de su fallecimiento.

Mitchell fue el primer atleta negro en jugar para la organización de Washington y una vez con el equipo, el jugador se convirtió en un pilar del equipo, con el que acumuló dos títulos consecutivos de yardas recibidas (1962, 1963).

Una vez que se retiró con el equipo capitalino en 1969, Mitchell permaneció con el equipo, donde fungió como gerente general asistente hasta su retiro del puesto en 2002. Durante ese lapso, los Redskins levantaron en tres ocasiones el trofeo Vince Lombardi.

“Su pasión por el juego era in equiparable por cualquiera que haya conocido. No solo fue uno de los individuos más influyentes en la historia de la franquicia, pero también uno de los mejores hombres que he conocido. Era un grande y se le extrañará dolorosamente”, dijo Dan Snyder, propietario de los Redskins.

Activismo Social

Además de sus aportaciones al football, el egresado de Illinois se posicionó como uno de los principales íconos deportivos que lucharon por los derechos civiles fuera del terreno de juego. Las fotografías junto a personajes como el Dr. Martin Luther King Jr. o Muhammad Ali, son evidencia gráfica de ello.

Como defensor de los derechos civiles, Mitchell trabajó con la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), la Fundación Colegial de Negros Unidos (UNCF) y la Liga Nacional Urbana, conocida anteriormente como Liga Nacional sobre Condiciones Urbanas Entre Negros, detalla el sitio de los Redskins.

Carrera

Mitchell ingresó a Canton, al Salón de la Fama, con la clase de 1983. Durante sus 11 años de carrera como jugador profesional acumuló  7,954 yardas para 65 touchdowns por la vía aérea y 2,735 yardas y 18 anotaciones en el juego terrestre. Sin embargo, su aporte también vino en los equipos especiales, donde anotó entre regresos de patadas de despeje y de salida en ocho ocasiones y sumó 3,389 yardas de esa forma. Mitchell recibió cuatro selecciones al Pro Bowl y un nombramiento al primer equipo All Pro.