MLB | CORONAVIRUS

Jim Edmonds tiene neumonía; espera resultado de Covid-19

El patrullero jugó por 17 años para seis novenas, principalmente para los Angels y los Cardinals, y resultó campeón de la Serie Mundial de 2006.

J

Jim Edmonds, expatrullero por 17 años en la Major League Baseball, anunció en su cuenta de Instagram que fue diagnosticado con neumonía y que ahora permanece a la espera de los resultados de su prueba de coronavirus (Covid-19), por lo que el expelotero, de 49 años, fue enviado de vuelta a su casa luego de hospitalizarse el sábado por la mañana.

El exjugador está “intentando descansar y de recuperarse”, dijo durante una transmisión en vivo. “Solamente quería agradecer a todo por los buenos deseos. Mi teléfono no ha parado de sonar por mensajes o en Instagram. Estoy en casa, me siento bien y estoy haciendo lo mejor que puedo para descansar”, detalló a sus seguidores.

Edmonds se posicionó como uno de los mejores patrulleros de su época por la versatilidad para perseguir elevados y para quedarse con la esférica en jugadas complejas. Sus atrapadas de ensueño en varios parques de pelota, contempladas entre las más entretenidas compilaciones, le valieron ocho Guantes de Oro en su carrera.

Asimismo, Edmonds fue seleccionado en cuatro ocasiones para jugar el All Star Game y recibió un galardón del Bate de Plata.

En 2006, cuando su carrera anunciaba el declive de su rendimiento, a sus 36 años, Edmonds ayudó a St. Louis Cardinals a meterse a la carrera por el Clásico de Otoño. En esa Serie Mundial, ante Detroit Tigers, aportó cuatro imparables en 17 turnos al bate (.235), con un par de dobletes para coronarse campeón de la MLB junto al manejador Tony La Russa y peloteros como Albert Pujols, Scott Rolen, Chris Carpenter y David Eckstein, quien resultó el MVP de aquella serie.

Trayectoria

Edmonds inició su carrera con los Angels, donde pasó nueve temporadas. Posteriormente llegó a St. Louis, con quienes merodeó los jardines otras ocho campañas. Aparte de esas dos novenas, también defendió los colores en los dos años finales de su carrera para San Diego Padres, Chicago Cubs, Milwaukee Brewers y Cincinnati Reds, con quienes en su encuentro de despedida apareció como bateador emergente y en su único turno al bate colgó la pelota más allá de la barda, para despedirse con un cuadrangular.

En 2011 duelos disputados, Edmonds bateó para un promedio de .284, conectando 1,949 imparables, 393 jonrones y con un total de 1,199 carreras impulsadas. En el baseball de octubre terminó con un promedio de .274, con 13 vuelacercas y 42 producidas.