CORONAVIRUS

Boniek García está preocupado por la situación en Honduras

Más que preocuparse por la cuarentena, el capitán de Houston Dynamo dejó claro que lo que en verdad le mortifica es toda la gente de bajos recursos de Honduras.

Boniek García está preocupado por la situación en Honduras

Boniek García, al igual que todos los jugadores de la MLS, sigue todas las indicaciones del club y de las autoridades sanitarias en Estados Unidos para evitar contagiarse del coronavirus y al mismo tiempo poder seguir en forma para cuando el mundo regrese a la normalidad. Pero a diferencia de muchos que dicen estar volviéndose locos por estar todo el tiempo en casa, el capitán del Houston Dynamo se preocupa por todos los seres queridos que no tiene cerca y más por aquellas familias de bajos recursos en Honduras, su tierra natal.

El mediocampista del Dynamo habló con el diario La Prensa, donde no se guardó nada sobre la cuarentena y lo que lo tiene más mortificado, ya que a pesar de estar en el país con más casos de COVID-19, Boniek se mantiene tranquilo al saber que sigue todas las recomendaciones sanitarias para evitar quedar contagiado; pero lo que lo que realmente lo tiene preocupado es el tener a su madre, hermanos y demás familiares  y amigos lejos, eso y todas las personas de bajos recursos que no puedan comprar comida y kits de sanidad al no poder trabajar por estar en casa como lo dictaminó el presidente de Honduras.

“Me afecta mucho, pues tengo mucha familia y personas que quiero allá. Es bastante duro todo lo que vive nuestra gente en nuestro país, estoy seguro que miles de personas no tienen capacidad de comprar una provisión de comida para una semana o mes, muchos compran para el día por su precaria situación económica”, comentó García.

Sobre el tiempo en casa

El catracho aprovecha el tiempo en casa para ayudar a sus gemelos con los temas de la escuela, ya que a pesar de no tener que ir al colegio, los niños siguen tomando clases en línea y tienen que hacer tarea. Esto además de seguir el plan de entrenamiento en casa que mandó el club a todos los jugadores, con la finalidad de mantenerse en forma lo más que se pueda para cuando el Ministerio de Salud les permita regresar a los complejos de entrenamiento para retomar la rutina habitual.