MLB

Vestidores en MLB y otras ligas cerrarán por coronavirus

A pesar de que más de 600 casos se han reportado en Estados Unidos, Grandes Ligas no parará de jugar en el Spring Traing.

Mike Trout firmando autógrafos en Spring Training
Mike Lawrie Getty Images

A causa de los 666 casos confirmados por coronavirus (Covid-19) en Estados Unidos, según datos del reporte y mappeo actualizado de The New York Times, la NBA, MLS, NHL, así como la MLB, cerrarán los vestuarios a todo el personal que no se considere imprescindible, anunciaron las cuatro ligas en conjunto este lunes mediante un comunicado.

"Después de consultar con expertos de la salud y de enfermedades infecciosas, y dados los problemas que pueden asociarse con el contacto cercano antes y después de los partidos, todos los vestidores y clubhouses se mantendrán únicamente abiertos para personal esencial de los equipos y de las instalaciones hasta nuevo aviso", se lee el texto. 

Asimismo, la MLB, al igual que la NBA, no planea cancelar encuentros o jugar sin sus aficionados. En Italia, por ejemplo, el número de casos reportados al día de hoy asciende a 9,000 y la principal liga de futbol del país europeo, la Serie A, emitió que sus encuentros serán cancelados hasta el 3 de abril, pues el país europeo será "zona protegida", detalló el primer ministro Giuseppe Conte.

Sin autógrafos

Año con año, la primavera para los fanáticos de la Gran Carpa es la mejor etapa de la campaña para convivir con sus ídolos, quienes al calentar el cuerpo de cara a la temporada pasan por momentos de cuasi nula tensión.

Como medida precautoria, la firma de autógrafos, una de las acciones más tradicionales en el Spring Training, ya fue cancelada.

Acceso a medios

En cuanto a los comunicadores, éstos serán recolocados y deberán también tomar acciones preventivas. "El acceso a los medios se mantendrá en locaciones designadas afuera de los vestuarios y del clubhouse", añade el comunicado.

Para las conferencias de prensa, aunque no solo durante éstas, los reporteros se mantendrán al margen a seis pies (180 centímetros) de todos los peloteros, como recomendación de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).