MLB

Robo de señas: El lastre de los Astros, en el Spring Training

Asistentes en el Spring Training llevaron pancartas cuyos mensajes iban dirigidos hacia los Astros por el robo de señas, pero personal del estadio los retiraron.

Fans Spring Training
John Bazemore AP

Aunque no con las condiciones climatológicas que algunos peloteros desearían, es la última semana de febrero y eso significa que la Major League Baseball está de vuelta con el Spring Training en Florida y Arizona.

Para uno de los primeros encuentros en la precampaña de la MLB, los Nationals se enfrentaron en la península floridana a sus rivales en la Serie Mundial, los Astros, quienes han sido criticados constantemente por sus rivales luego de revelarse que el equipo robó señas de forma ilegal en 2017, cuando obtuvieron el único campeonato en su historia.

Las emociones derivadas de aquella investigación por parte de las Mayores aún permanecen entre los fanáticos y los peloteros, y durante el encuentro entre ambas novenas finalistas se mantuvieron a flote cuando varios asistentes llevaron sus consignas, cuyos mensajes iban enfocados a los dirigidos por Dusty Baker.

Sin embargo, los carteles no lucieron por mucho tiempo en las gradas. Una empleada del parque de pelota, reportó AP, tomó las pancartas y se las llevó en dobladas en sus brazos.

"¿Ves mi odio?", se leía una de ellas, mientras que en otra solo escribieron "Houston", con un asterisco debajo, aludiendo al título del equipo que el comisionado Rob Manfred aclaró que no se revocaría.

Abucheos

En las gradas, se oyeron también gritos hacia los Astros y sus peloteros. "Hey Altuve, ¿tienes miedo de jugar esta noche?, vociferaron en el estadio. "Tramposos", clamaban otros.

"Posiblemente nos recibirán de la misma manera en la mayoría de los lugares, especialmente los primeros enfrentamientos", reconoció Baker, quien cree que eso solo pasará una vez que los Astros lo asuman y demuestren con su juego que son capaces de ganar sin hacer trampa.

El nuevo estratega en la caseta de Houston no mandó al terreno de juego a los peloteros involucrados en la pesquisa de Grandes Ligas. Aún así, cada vez que sonaba por los altavoces la palabra "Astros" o cuando un nuevo bateador de dicho equipo se presentaba al plato, los fanáticos en el encuentro abuchearon con entusiasmo. De lo anterior, ni siquiera Orbit, la mascota del equipo de Texas, se salvó.