LIV Super Bowl 2020

Super Bowl LIV

SUPER BOWL LIV

San Francisco 49ers: Jugadores que pueden definir el Super Bowl

Cuando San Francisco 49ers tomen la posesión del balón, Garoppolo, Mostert y Kittle jugarán un papel importante para la ofensiva de Kyle Shanahan.

Garoppolo, Kittle y Sherman

San Francisco disputará el séptimo Super Bowl en su historia cuando enfrente a Kansas City Chiefs en el Hard Rock Stadium, el próximo domingo. Para adueñarse de la edición LIV de dicho encuentro, los 49ers deberán encontrar en sus cinco hombres clave el aporte constante que en la temporada han demostrado.

Sigue el Super Bowl 2020 entre 49ers y Chiefs en vivo y en directo

Al momento de ir al ataque, hay tres en los que San Francisco se apoyará para hacerle daño a la defensa coordinada por Steve Spagnuolo. Se trata de Jimmy Garoppolo,  Raheem Mostert y George Kittle.

Jimmy Garoppolo

La fortaleza de la ofensiva de los Niners está en sus corredores, pero Shanahan vio lo que lo que la defensa de los Chiefs es capaz de hacer, cuando frenaron a Derrick Henry a 69 yardas en 19 intentos, luego de que éste promediara 188.5 yardas en sus dos duelos previos de Playoffs. Por tal motivo, "Jimmy G" tomará mayor responsabilidad al ataque que los 27 pases en los que apareció durante la carrera en enero de San Francisco para llegar al Super Bowl.

Garoppolo ha sido cuestionado durante toda la temporada por no ser el quarterback decisivo para su equipo que se ve en Patrick Mahomes, por ejemplo. Pero en el duelo por el campeonato, el suplente de Tom Brady en New England aprendió en primera persona lo que se debe de hacer en el escenario grande. El conocimiento sobre lo que hay que hacer, al menos basado en la observación empírica, ya lo tiene Garoppolo. Este será su momento de demostrar que vale los 137.5 millones de dólares que le ofreció John Lynch a su llegada a la bahía. 

Raheem Mostert

No es sorpresa que Shanahan utilizará a una de sus armas más confiables en el ataque que le ha tomado tres años construir. El corredor ha aparecido en juegos grandes para los Niners en esta campaña. Primero lo hizo en Baltimore, que a pesar de la derrota en últimos instantes con un gol de campo de la pierna de oro, Justin Tucker, Mostert fue capaz de hacerle daño a la defensa de los Ravens con 146 yardas y una anotación por la vía terrestre. Su segundo, fue en la aparición más reciente de los Niners, el partido por el campeonato de la NFC, donde se encargó de enviar a los Packers a Green Bay con sus 220 yardas y cuatro touchdowns terrestres.

Mostert ha sido el hombre más productivo del segundo mejor ataque terrestre de la liga en su campaña del centenario. De las 2,305 yardas que acumuló el conjunto del norte de California, el dorsal 31 se encargó de aportar 772, con ocho anotaciones.

George Kittle

Nunca en la historia del Super Bowl un ala cerrada ha sido el MVP del encuentro. Esta podría resultar la primera ocasión, siendo que los Chiefs presentan a Travis Kelce como su principal jugador en la posición. Pero el de los Niners, George Kittle, también podría resultar con dicho trofeo en sus manos cuando los 60 minutos hayan transcurrido y la NFL tenga un nuevo campeón.

El egresado de Iowa puso su segunda campaña de más de mil yardas (1,053) y fue, asimismo, el arma preferida de Jimmy Garoppolo. En su tercer año en la liga, Kittle recibió el primer nombramiento al equipo All-Pro, luego de finalizar el calendario con 95.0 de calificación, según Pro Football Focus, la más alta en la historia desde que el portal de estadísticas implementó la herramienta.

Kittle no es solo los números que por sí solos son un gran aporte, pues la fortaleza cuando va a la carrera que representan sus 193 centímetros y 113 kilogramos le ayudaron al equipo a ganar el encuentro ante New Orleans, el cual se disputaron hasta los últimos momentos. En él, Kittle consiguió un primer down muy importante -en cuarta oportunidad- que necesitó de tres Saints para que lo derribaran. Al final, los 49ers ganaron gracias a esa jugada que dejó en la posición óptima a Robbie Gould para el gol de campo que dejó en el terreno a Brees y compañía.

Cuando Patrick Mahomes y su explosivo cuerpo de receptores vayan al ataque, Robert Saleh se encargará de contrarrestar lo menos posible a éstos. Dos hombres imprescindibles para evitar que Mahomes y sus receptores le hagan daño a los Niners son Nick Bosa y Richard Sherman.

Nick Bosa

El novato de Ohio State demostró domingo tras domingo que pertenece a esta liga. Bosa ha sido una pesadilla toda la temporada para quien le ha tocado enfrentar a los hombres de Robert Saleh. El joven de 22 años acumuló nueve capturas de mariscal de campo y un balón suelto en sus primeros 16 partidos como profesional. Pero cuando llegó su momento de aparecer en la postemporada, el exBuckeye no decepcionó con sus tres capturas combinadas en contra de Minnesota y Green Bay.

El hermano menor de Joey, de Los Angeles Chargers, ya recibió los elogios necesarios por Patrick Mahomes para considerarlo una amenaza para el ataque de Andy Reid. "Un mounstruo", resumió el vigente MVP de la NFL. Eso es Bosa, un ala defensiva de 193 centímetros y 120 kilogramos que puede penetrar la línea ofensiva cuando se requiere para ir tras del quarterback, taclear a los corredores para perder yardas (16), o bien, flotarse en el territorio medio para defender el pase.

Richard Sherman

En el football, a diferencia de otros deportes, cada acción tiene un gran peso sobre el rumbo del partido. Se trata de mover las piezas como en el tablero de ajedrez, con inteligencia, paciencia y anticipando la gran variedad de posibilidades por venir. Richard Sherman es, en la organización del oro y rojo, quien cumple con esas características, además de tener dos apariciones en juegos de este calibre con Seattle.

En cada uno de los duelos de Playoffs de este año, "The Shermanator" acumula una intercepción. Desde que entró a la liga, en 2011, nadie tiene más intercepciones que él. Los 35 ovoides que ha anticipado en su carrera lo colocan, a su vez, en la cima, junto a Aquib Talib -quien llegó a la NFL en 2008-, como líder en ese departamento entre jugadores activos.

Si bien es cierto, Sherman no tiene la velocidad de Tyreek Hill, pero el corner de 31 años tiene la capacidad necesaria para neutralizar a éste en una cobertura hombre a hombre. También puede hacerlo con Sammy Watkins.