MLS

Cuba impide entrada a Maikel Chang, jugador de Real Salt Lake

El cubano fue presentado como jugador de Real Salt Lake para 2020 y este jueves dio a conocer que la isla le impidió el ingreso para visitar a su padre.

Maikel Chang entrenando con su nuevo equipo, el Real Salt Lake de la MLS.

El futbolista cubano, Maikel Chang, fue presentado como nuevo jugador de Real Salt Lake, para la temporada 2020 de la MLS, luego de conseguir el campeonato de la USL con el Real Monarch y este jueves, dio a conocer que las autoridades cubanas le impidieron la entrada a la isla para visitar a su madre.

Chang abandonó Cuba en enero de 2012 y ya pasaron 8 años desde que dejó la isla, por lo que según la ley, podía regresar a su país de origen, sin embargo, según reporta el periodista, Francys Romero, el volante no pudo ingresar al aeropuerto de La Habana, cuando pretendía visitar a sus familiares que aún residen ahí.

Luego de trago amargo, el futbolista difundió un mensaje mediante sus redes sociales, en el que manifestaba su descontento con las autoridades de su país y aseguró que dejaba de ser cubano. además de pedirle fuerza a su madre, a la que no ve desde que decidió abandonar su país para seguir su sueño de convertirse en futbolista.

"Después quieren que cuando gane un torneo saque la bandera de Cuba, cómo la voy a sacar si me acaban de decir en el aeropuerto que no puedo entrar a Cuba, HOY DEJO DE SER CUBANO, mamita fuerza fuerza, el dolor que tengo en mi pecho ahora mismo no es nada comparado al que debes de tener tú, solo te pido fuerzas", expresó el jugador.

Chang ya preparaba su regreso a Cuba desde hace unos meses, pues incluso, el propio futbolista se había puesto en contacto con la Embajada Cubana en los Estados Unidos, que le dio luz verde para volver e incluso, el cuadro de Real Salt Lake pretendía documentar el reencuentro con su madre, sin embargo no se dio.

Su travesía en Estados Unidos

El futbolista de 28 años se presentará en la máxima categoría del fútbol de los Estados Unidos, luego de pasar por clubes como Charleston Battery y Real Monarchs. El cubano dejó la concentración de la selección cubana para escapar junto a dos compañeros, por lo que fue considerado como un desertor por el gobierno cubano, luego de buscar suerte en el fútbol norteamericano y tras 8 años, podrá ver reflejado su esfuerzo, jugando para el equipo de la Conferencia Oeste.