JUEGO DE LA SEMANA

Packers y Vikings pelean por la corona divisional en MNF

Es probable que Minnesota no pueda contar con sus dos mejores corredores y tenga que depender más de su criticado quarterback.

Partido entre Vikings y Packers
Quinn Harris Getty Images

Para los Green Bay Packers (11-3) es muy sencillo: si el Monday Night Football derrotan a los Minnesota Vikings (10-4) en el U.S. Bank Stadium, entonces son campeones de la División Norte de la NFC por primera vez desde 2016.

Para los Vikings es un poco más complicado, porque necesitan el triunfo el lunes y que Green Bay pierda en la Semana 17 en Detroit. Sólo así ganarían su segunda corona divisional en tres años.

La buena noticia para Minnesota es que podría clasificar a la postemporada el sábado, si los Rams pierden en San Francisco.

La mala es que para el duelo del MNF ante los Packers es muy probable que no cuenten con su mejor corredor, Dalvin Cook, quien no ha podido entrenar debido a una lesión en el hombro y, según reportes, se perderá el juego con el que cierra la Semana 16.

Para colmo, el novato Alexander Mattison, suplente de Cook en la campaña, se perdió el juego de la semana pasada debido a una lesión en el tobillo.

Así, es probable que Minnesota se vea forzado a usar en el backfield a Ameer Abdullah, Mike Boone y al fullback C.J. Ham.

Al menos la historia está con los Vikings.

Los Packers están 0-3 en el U.S. Bank Stadium, que abrió sus puertas en 2016, y Minnesota ha ganado los cuatro más recientes ante Green Bay en juegos nocturnos. De hecho, la última victoria de Packers sobre Vikings en prime-time fue hace cinco años en Green Bay.

Sin embargo, Kirk Cousins, el quarterback de Minnesota, no ha podido ganar en Monday Night Football. Con la derrota ante Seattle, está 0-8.

Algo que no le preocupa en lo más mínimo al coach Mike Zimmer.

“Kirk ha hecho un gran trabajo para nosotros este año. Ha sido sobresaliente, ha jugado muy bien todo el año”, dijo Zimmer. “Si nos ganan el lunes por la noche, no será por Kirk Cousins. Es porque no ganamos como equipo. Cuando ganamos juegos este año, no fue por Kirk, a pesar de que jugó bien, pero ganamos como equipo. Esperemos que tenga un gran juego y que ganemos, pero no todo depende de él. Tenemos otros 21 jugadores y ellos tienen que salir y ejecutar tanto como él. Pero, desafortunadamente, él y yo tenemos la culpa de todo”.

Los Vikings están 6-0 en casa esta campaña y buscan terminar invictos una temporada como locales por primera vez desde 2009.

En esos juegos en Minnesota, Cousins ha lanzado 10 pases de touchdown contra una sola intercepción para un rating de 126 puntos.

Del otro lado estarán los dos Aaron: Rodgers y Jones.

Aaron Rodgers suma 21 touchdowns y dos intercepciones en 11 juegos en Minnesota, de los cuales ha ganado cinco.

Y Aaron Jones es segundo en la NFL con 17 anotaciones combinadas, la mayor cantidad para los Packers desde que Ahman Green consiguió 20 en 2003.

“Están corriendo bien el balón”, reconoció Zimmer. “Creo que su línea ofensiva está haciendo un buen trabajo. Tienen muchos veteranos. Los dos tackles y el centro son realmente buenos jugadores. [Aaron] Jones y [Jamaal] Williams son buenos corredores. Probablemente se hayan comprometido un poco más en correr el balón. Cuando [Jones] tiene buenos días corriendo el balón, generalmente tienen un buen día a la ofensiva”.

Sin Cook en la ecuación, quizá Zimmer no pueda correr el balón el lunes y dependa más de Cousins.

Stefon Diggs tiene al menos una recepción de touchdown en los seis más recientes ante los Packers y en ese mismo lapso Adam Thielen suma 48 recepciones, 653 yardas y cuatro anotaciones ante el rival divisional.

Lo que es un hecho es que la División Norte de la NFC tendrá un campeón en 2019.

¿Serán los Packers o los Vikings?