NFL

Lamar Jackson le devuelve las ganas de jugar en la NFL a Flutie

Doug Flutie terminó su carrera con marca de 38-28 en 66 duelos como titular y pasó para 14,715 yardas con 86 anotaciones, además de 1,634 yardas terrestres.

Doug Flutie con Bills en 2001

La presente temporada de NFL, como todas, trae consigo al menos a un jugador que redefine el mejor nivel de football, y este año se llama Lamar Jackson.

Jakcson, cuyas acciones le han dado la validez necesaria para meterse en la conversación de los contendientes por el MVP, ha hecho sentir a Doug Flutie la nostalgia de realizar un regreso más a la NFL.

Aunque esta vez no va en serio, el legendario quarterback con Boston College, ahora de 57 años, reconoció que le gustaría volver a jugar football profesional y explicó sus razones.

"Desearía jugar en la NFL ahora con estas ofensivas extensivas, corridas de quarterback y todo eso", declaró el exjugador de los Bills. "Sería explosivo. Pongámoslo de esta manera: sería un poco más adecuado para mí", agregó Flutie en una entrevista para TMZ Sports.

"Lamar Jackson es increíble. Yo era una quarterback corredor. Él es un un corredor de élite si lo desea. Es sorprendente", mencionó Flutie sobre el egresado de Louisville.

Flutie, quien era reconocido por ser un quarterback que sabía desplazarse fuera de la bolsa de protección, siguió con el escudriño del juego completo que Jackson le brinda a la ofensiva de Baltimore. "Su movilidad, su velocidad pura y luego tiene la habilidad para tirar el ovoide también", sumó el ganador del Heisman Trophy.

Flutie Manía

Hace 21 años, Doug Flutie pensó en retirarse de los emparrillados de por vida después de una década de ausencia en la NFL, cuando recibió una oferta para regresar. Llegó a New England.

Un par de años después, en 1998, se dio a conocer su llegada Bills.

En su presentación se le dijo que no tenía la altura suficiente para jugar su posición. Con una sonrisa en el rostro, Flutie voltió a ver al reportero y contestó "he jugado con mi estatura toda mi vida, no lo ha sido de otra forma".

Flutie se convirtió en titular para Bills después de que Rob Johnson saliera lesionado en la primera semana. La Flutie Manía empezó a consolidarse y llevó al equipo a dos años consecutivos a los playoffs y obtuvo en 1998 su primera y única selección al Pro Bowl.

Flutie jugó para Patriots, Bears, Bills y Chargers en 13 años como profesional en un lapso de 19 años.