Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Serie A
  • Liga Chilena
Eagles
31
FIN
37
Dolphins

NFL

Eagles cae en Miami y la NFC Este sigue sin un ganador claro

Al arranque de la campaña parecía que Dallas y Philadelphia pelearían no solo la división, sino el control de la Conferencia Nacional, aunque han fallado.

Zach Ertz en el Hard Rock Stadium
Eric Espada AFP

El pasado jueves, Cowboys cayeron ante Bills en el AT&T Stadium, lo que acrecentó la molestia de Jerry Jones aún más y de paso le abrió a Eagles la posibilidad de ponerse con la misma marca que Dallas en la cima de la NFC Este ─el criterio de desempate favorece a la organización texana por el resultado directo entre ambos equipos.

No obstante, Philadelphia desaprovechó una oportunidad de oro frente a Dolphins al ser derrotados en Miami por marcador de 37-31. Pero lo que resulta más preocupante para Doug Pederson es que vio como una ventaja de 14 puntos en el tercer cuarto se convirtió en un déficit de nueve unidades del cual no se pudo recuperar.

Esto hace que el duelo entre Eagles (5-7) y Cowboys (6-6) en el Lincoln Financial Field sea de vital importancia para Philadelphia si quiere alargar su presencia en postemporada tres años consecutivos. Pero no solo eso, sino que tiene que esperar que Dallas caiga ante Bears y/o Rams para tener posibilidades reales de aspirar a un boleto para los playoffs.

Aunque la situación en la NFC Este es más preocupante de lo que parece. Tanto Eagles como Cowboys pueden coronarse en su división con marca de .500 o perdedora, convirtiéndose en el quinto equipo de la década que accede a la instancia de eliminación directa con récord de 8-8 o peor ─los otros equipos fueron (Seahawks en 2010, Broncos en 2011, Packers en 2013 y Panthers en 2014).

Jugada de oro en Miami

Durante el segundo cuarto del compromiso, Dolphins tomaron su primera delantera del duelo con un pase de touchdown del kicker Jason Sanders al punter Matt Haack en cuarto down y gol.

Pero lo más impresionante de la acción fue la extraña formación que empleó Brian Flores para conseguir la anotación. Tras el balón solo se encontraba el centro y el kicker; en la extrema derecha había tres hombres para bloqueo y dos receptores (uno de ellos Haack), a la izquierda se repitió el patrón en la línea con un wide receiver.