Bills
26
FIN
15
Cowboys

Thanksgiving Day

Los Cowboys pierden ante Buffalo y se desploman

Dallas pierde por tercera ocasión en cuatro semanas y pone su récord en 0-5 contra equipos con marca ganadora.

Estados Unidos
0
Cole Beasley con Bills contra Cowboys
LARRY W. SMITH EFE

No, los Dallas Cowboys (6-6) no pueden derrotar a un equipo con marca ganadora.

En su tradicional juego en casa en Thanksgiving, el equipo de Jerry Jones sufrió su tercera derrota en cuatro semanas tras caer ante los Buffalo Bills (9-3), que se impusieron 26-15 y dejaron a los Cowboys en serios problemas de cara a los cuatro últimos juegos de la campaña regular.

Los Bills, en su primer juego en Thanksgiving desde 1994, anotaron 26 puntos sin respuesta y ahora se validan como uno de los mejores equipos en la AFC, en especial gracias a una defensiva que llegó al partido como la tercera mejor de la NFL en cuanto a yardas.

Buffalo no había ganado nueve de sus primeros 12 juegos de una campaña desde 1996, cuando arrancaron 9-3 en el último año del legendario quarterback Jim Kelly.

Dallas ahora está 0-5 contra equipos con marca ganadora.

DOMINIO EFÍMERO

Los Cowboys iniciaron el juego con una impecable serie ofensiva que recorrió 75 yardas en nueve jugadas y 4:26, que terminó con el primer touchdown del juego.

En la primera jugada, Prescott conectó con Amari Cooper para una ganancia de 16 yardas. Cooper no tuvo una sola recepción en la derrota en Foxborough ante los Patriots y Dallas lo involucró de inmediato.

Luego vino un pase pantalla a Ezekiel Elliott para otras 20 yardas, un castigo de Jordan Phillips por rudeza innecesaria y, finalmente, la conexión entre Prescott y Jason Witten en jugada de ocho yardas para el rápido 7-0.

Los Bills pudieron responder hasta la mitad del segundo cuarto.

Devin Singletary se escapó 26 yardas por el tackle izquierdo, la carrera más larga en su campaña de novato. Seis jugadas más tarde, Josh Allen conectó por el centro del campo con Cole Beasley y el receptor de Buffalo se escapó hasta las diagonales en jugada de 25 yardas, para el 7-7.

Fue el primer partido de Beasley contra los Cowboys, equipo con el que jugó sus siete primeras temporadas en la NFL.

La defensa de los Bills hizo la primera jugada grande del partido.

Bajo presión, Prescott lanzó un pase en busca de Tony Pollard que cayó en las manos del tackle defensivo Star Lotulelei, dentro de la yarda 30 de Dallas.

Pero el intento de gol de campo de 50 yardas de Stephen Hauschka se fue desviado a la derecha, y así el error de Prescott no costó puntos a los Cowboys.

Sin embargo, la defensiva de Buffalo nuevamente hizo daño. El novato Ed Oliver capturó a Prescott y le zafó el balón al pasador; el fumble fue recuperado por Trent Murphy y los Bills iniciaron su siguiente serie ofensiva en la 39 de Dallas.

En cuarta y una, Allen no controló el centro, pero no solo recuperó el balón, sino que pasó por encima de los frontales para conseguir el primero y diez.

En la siguiente jugada, los Bills usaron una jugada de doble reversible y fue el receptor John Brown quien lanzó una perfecta espiral de 28 yardas a Singletary para el 13-7 a 1:52 del final de la primera mitad.

Brown se convirtió en el primer receptor de la historia de la franquicia que lanza un pase de touchdown.

Prescott comandó una rápida serie de 10 jugadas y 58 yardas, pero el intento de gol de campo de Brett Maher (35 yardas) fue desviado por Lotulelei en la última jugada del segundo cuarto.

En la primera serie ofensiva de la segunda mitad, Buffalo aumentó la ventaja a 16-7, gracias a un dramático gol de campo de 41 yardas de Hauschka, que primero pegó en el poste derecho y luego se metió para que contaran los tres puntos.

Prescott conectó con Michael Gallup por el centro del campo para una ganancia de 35 yardas. Pero una captura de Shaq Lawson y una salida en falso de Connor Williams, provocó que todo terminara en otro intento de gol de campo de Maher. Y el pateador de los Cowboys nuevamente falló, ahora de 47 yardas.

Una escapada de 15 yardas a las diagonales de Allen culminó un drive de 63 yardas en siete jugadas y cuatro minutos para el 23-7, a tres minutos y medio del final del tercero.

Una carrera de Prescott de 10 yardas, acompañada de una rudeza innecesaria de Jerry Hughes, llevó a los Cowboys a la yarda 37 de Buffalo.

El quarterback de Dallas conectó en las diagonales con Gallup, pero la repetición mostró que el receptor de Dallas no pudo mantener ambos pies dentro del campo. Así que el equipo de casa tuvo que jugársela en cuarto down, sin éxito, porque el pase de Prescott a Eliott se quedó corto.

Los Bills consumieron siete minutos del último cuarto con una serie de 13 jugadas y 86 yardas que terminó con el gol de campo de 26 yardas de Hauschka que selló el triunfo de Buffalo.

Allen completó 19 de 24 para 231 yardas, con un touchdown y rating de 120.7, el más alto de la campaña y de su joven carrera.

Beasley fue su mejor receptor, con seis balones atrapados, 110 yardas y un touchdown. Por tierra, el novato Singletary sumó 63 yardas en 14 acarreos.

Por Dallas, Prescott terminó con 32 de 49 para 355 yardas y dos touchdowns, incluido uno de 15 yardas a Ventell Bryant a cuatro minutos del final del juego.

Elliott corrió para 71 yardas, su cuarto juego en fila con menos de 100. “Zeke” se convirtió en el quinto corredor de los Cowboys con 5,000 yardas, uniéndose a Emmitt Smith (17,162), Tony Dorsett (12,036), Don Perkins (6,217) y Calvin Hill (5,009).

Cooper tuvo ocho recepciones y 85 yardas, sin touchdown por tercera semana consecutiva.

El jueves 5 de diciembre, Dallas visita a los Chicago Bears, y tres días después Buffalo recibe a Lamar Jackson y los Baltimore Ravens.