Temas del día Más temas

PICKS

No esperes más: Los pronósticos para la semana 13 de la NFL

La repetición del Super Bowl XLVII podría definir buena parte del panorama de playoffs en ambas conferencias y ¿por qué no? ser un adelanto de lo que podríamos ver en febrero en Miami.

Lamar Jackson enfrentará a la defensa de Nick Bosa

En estos tiempos tan cambiantes, de intolerancia y represión, de distintas ideologías y de sensibilidades aumentadas, parece difícil encontrar un punto en común capaz de unir a todos, a boomers y milenials, a rudos y a técnicos, a gordos y a fits.

La realidad es que no es tan complicado, permíteme mostrarte.

¿Has estado en una relación tóxica? Puede ser de pareja, familiar o laboral. Estoy seguro de que tu respuesta es sí. ¿Cómo lo sé? Porque todos, sin excepción hemos estado en una relación tóxica, con una pareja (o preferiblemente expareja), con un jefe, con un familiar, con un “amigo”, con un maldito equipo deportivo.

Las relaciones tóxicas son, en cierto sentido, un punto de empatía con la persona que tienes al lado, con el que te cae mal, con la chica o chico que te gusta. Todos tienen algo que contar sobre su relación tóxica, y sí algunas historias son mucho más entretenidas o terapéuticas que otras. Pero el que diga que no ha tenido una, miente.

Los aficionados tienen una relación tóxica con el Cruz Azul. Antonio Brown tiene una relación tóxica con su terapeuta. Jason Garrett tiene una relación tóxica con el viejo Jerry. Bill Belichick tiene una relación tóxica con TODO el mundo. Josh Gordon tiene una relación tóxica con la DEA. Bueno, creo que el punto está claro.

Lo peor de una relación tóxica es saber que estás en una y no hacer nada con la esperanza de que mejore.

A estas alturas, seguramente ya se preguntan ¿a dónde quiere llegar este tipo? La respuesta, queridos amigos, es fácil: A MI relación tóxica.

Mi relación tóxica es la peor de todas, es con la NFL y es autoinfligida. Desde el inicio de la campaña, me casé con las percepciones que yo mismo me creé en pretemporada y estoy esperando a que esos equipos que yo veía como contendientes se ajusten a mis percepciones en lugar de ser yo el que abra los ojos. Más tóxico no se puede ser.

A consecuencia, una temporada para el olvido en este negocio de los picks. Pero si creen que voy a bajar los brazos, esperen sentados. Esa será su relación tóxica.

Ahora sí, vámonos con los picks de la semana 13. Inicia la recta final.

Juego de la semana

49ers en Baltimore (-6): Este juego me representa un grave dilema. La noche del domingo, mientras los 49ers desmantelaban a Green Bay, me dije a mi mismo: “Mi mismo, no puedes volver a ir en contra de los Niners el resto de la temporada”. El problema es que 24 horas después me dije exactamente lo mismo respecto a los Ravens.

Ahora, sinceramente no sé qué hacer.

La ofensiva de los Ravens no solo es la mejor de la NFL por tierra, se puede hacer un sólido argumento de que es la mejor en la historia de la Liga. Si a eso le sumamos que también encabeza a la NFL en puntos, pases de touchdown, efectividad en tercero y cuarto down y es segunda en zona roja, es suficiente para que cualquier rival salte al campo con pañal.

Pero los 49ers no son un equipo cualquiera. Son la segunda mejor defensiva en puntos, primera en yardas, tercera contra el pase, segunda en puntos contra la carrera, segunda en tercer down, primera en cuarto y tercera en zona roja. A todo eso, hay que sumarle que son el segundo ataque más productivo de la liga y promedian 35 puntos en sus últimos cinco partidos.

En otras palabras este duelo es comparable a la trilogía Barrera-Morales, a los tiros Márquez-Pacquiao, José Luis Castillo vs. Diego Corrales. Sesenta minutos de acción garantizada.

La ofensiva de Lamar Jackson ya demostró que es capaz de hacerle daño a cualquiera y no solo de anotarle, de romperle la voluntad y el espíritu, como lo demuestran sus 45 puntos en promedio en sus últimos tres juegos y sus cuatro juegos con al menos 41 en toda la temporada. San Francisco tiene las herramientas para evitar daño de esa magnitud y las armas para lastimar a la defensiva de Baltimore cuando se presente la oportunidad. Pero ¿cuántas oportunidades tendrá y qué tanta precisión en sus ejecuciones va a requerir para responder golpe por golpe a unos Ravens intratables? En las sabias palabras de Cantinflas: “Ahí está el detalle, chato”.

So riesgo de ganarme la etiqueta de hater, lo que me impediría dormir por las noches, los cinco triunfos de los Niners fuera de casa han sido ante las “potencias” de Bucs, Bengals, Rams, Skins y Cards, es decir lejos de una competencia real. Y, más importante aún, han admitido al menos 100 yardas por tierra en sus últimos ocho juegos. Lamar Jackson se relame el bigote.

PICK: Ravens 30-28 49ers.

Seguro de la semana

Raiders en Kansas City (-10): La defensiva de los Chiefs es buena... cuando se compara con la de los Raiders. Chiefs 36-23 Raiders.

Sorpresa de la semana

Buccaneers en Jacksonville (-1): Archivemos a la defensiva de Jacksonville junto a las otras mentiras de la NFL como la formación wildcat, Eric Mangenius y “yo no desinflé esos balones”. Bucs 37-23 Jaguars.

Los TurboPicks

Bears (-3) en Detroit (-6.5): A la NFL se le olvidó que es día de dar gracias, no día de mentar la madre. Bears 21-13 Lions.

Bills en Dallas (-6.5): Esas vaquitas azules son lo suficientemente mansas incluso para estos vaqueros de feria. Cowboys 30-21 Bills.

Saints (-7) en Atlanta: ¡Santas revanchas, Batman! Saints 33-20 Falcons.

Browns (-2) en Pittsburgh: La última vez que Cleveland barrió a Pittsburgh en una temporada fue en 1988. Para que se den una idea, aún no nacía NINGÚN jugador de los actuales Browns. Steelers 21-17 Browns.

Jets (-3.5) en Cincinnati: Estos tigres son tan malos que ni los chinos los quieren de afrodisiaco. Jets 30-20 Bengals.

Titans en Indianápolis (-2.5): Siempre supimos que Mariota era malo, pero jamás nos imaginamos que fuera Ryan Tanehill el que nos enseñara qué tanto. Titans 28-24 Colts.

Eagles (-9) en Miami: He perdido toda la confianza en los Eagles, pero no he tomado lo suficiente para ir con Miami. Eagles 26-20 Dolphins.

Packers (-6.5) en N.Y. Giants: Después de la golpiza ante los Niners, DanielJonesnina, ah que buena medicina. Packers 31-20 Giants.

Redskins en Carolina (-10): La semana pasada fue una selfie para Haskins... ahora será el pack. Panthers 27-10 Redskins.

Rams (-3) en Arizona: Los Rams son como un juguete descompuesto, y no uno que valga la pena como un auto a control remoto, son una muñeca de trapo con la borra de fuera. Cardinals 30-26 Rams.

Chargers (-2.5) en Denver: Los Broncos van a la guerra armados con un cartucho de pluma y bolitas de papel. Chargers 26-17 Broncos.

Patriots (-3) en Houston: Este juego vale la pena solo por ver el duelo Hopkins-Gillmore, porque Brady y la ofensiva de los Pats son infumables. Pats 23-16 Texans.

Vikings en Seattle (-3): Demasiado buen partido como para tomarlo a broma. Seahawks 27-26 Vikings.

La Apuesta de DeTocho

Jets -3.5

Pats-Texans UNDER de 45

Titans +2.5

Semana 12: 7-7

Carrera de Picks:

Iván: 115-61

DeTocho: 103-73