USWNT

Rapinoe contra Trump: El menos calificado consiguió el trabajo

La futbolista y capitana de USWNT acudió al Centro de Convenciones de Austin y habló sobre la lucha que ejerce por las minorías y por la igualdad salarial.

Rapinoe contra Trump: El menos calificado consiguió el trabajo

Megan Rapinoe sigue dando mucho de qué hablar debido a su activismo. La capitana de la Selección Femenina de Estados Unidos es reconocida por ser una constante luchadora por los derechos de las minorías y por su gran desarrollo del fútbol. La delantera se presentó al Centro de Convenciones de Austin para ser entrevistada por Celeste Headlee, en donde se le cuestionó su interés por adentrarse en el mundo de la política y competir por algún cargo.

Rapinoe fue clara, no piensa tomar un cargo para el que no esté preparada, y puso de ejemplo las pasadas elecciones presidenciales, en donde señaló que la persona con menos preparación fue la que terminó por quedarse con el trabajo.

"Creo que está última elección fue una anomalía en que la persona que menos estaba calificado para el trabajo, consiguió el trabajo, pero esto no debería de convertirse en algo constante". Y señaló, "eventualmente voy a poner mi peso detrás de uno de los candidatos... todos debemos el deber y la responsabilidad de participar... siento que la mejor forma de hacerlo es tomar el micrófono y hablar sobre cosas que son importantes y mantener la conversación", expresó.

La futbolista es una fiel detractora de las políticas que Donald Trump mantiene en Estados Unidos, inclusive tomó la misma postura de Colin Kaepernick al arrodillarse mientras se escuchaba el himno nacional en los partidos de su selección.

Protesta durante el Mundial

La futbolista mantuvo su protesta durante la última edición del Mundial Femenino en Francia 2019, en donde optó por no cantar su himno nacional ni puso su mano en el corazón como suelen hacerse. USWNT y Rapinoe amenazaron con no ir a la Casa Blanca si es que ganaban la Copa del Mundo, Trump contestó a la futbolista que primero hiciera las cosas antes de hablar, y cuando se coronaron, cumplieron lo dicho.