FAMOSOS

El increíble vestuario de Pharrell Williams para la revista GQ

Pharrell Williams, da de qué hablar tras aparecer en la nueva edición de la revista GQ, así mismo, menciona uno de sus arrepentimientos en la música.

Pharrel Williams en la premiere europea de "The Lion King" en Leicester Square, Inglaterra. Julio 14, 2019.

El día de hoy, la exclusiva revista GQ, conocida por enfocarse en moda, estilo y cultura, dirigida al público masculino; reveló su nueva portada, en la que aparece el músico de 46 años, Pharrell Williams.

Pharrell Williams ha estado dando mucho de qué hablar tras la sesión fotográfica que realizó para la revista GQ, pues en ésta, se aprecia al músico luciendo singulares prendas, con las cuales, dice explorar su estilo, cultura e identidad.

En la portada se puede ver a Pharrell con una inmensa chaqueta amarilla, con una franja verde al final, la cual, resalta con tonos negros y blancos.

Para el resto de la sesión fotográfica, Williams luce atuendos un poco más casuales, pero igual de coloridos, resaltando así, el singular estilo del intérprete de “Happy”.

El arrepentimiento de Pharrell Williams en la música

Además de explorar su estilo, el músico hizo fuertes declaraciones sobre uno de sus más grandes éxitosBlurred lines, canción en la que colaboró con el músico Robin Thicke en el 2013.

Me dí cuenta que hay hombres que usan el mismo lenguaje para tomar ventaja sobre las mujeres, y ese no es mi comportamiento, o mi manera de pensar sobre ciertas cosas. Lo que realmente importa es cómo esto (la canción) afecta a las mujeres.” expresó el músico “He abierto mi mente en cuanto a lo que se dice en la canción y sobre cómo puede hacer sentir a alguien (...) Vivimos en una cultura chovinista y no me había dado cuenta que, algunas de mis canciones impulsan eso”.

No es la primera vez que ésta canción se ve envuelta en polémica, pues; en el 2015 los músicos fueron demandados por “plagio” al artista Marvin Gaye, debido a que “Blurred lines” tenía un gran parecido a su éxito “Got to give it up”. Pharrell y Robin tuvieron que pagar 7.4 millones de dólares, y a finales del 2018 realizaron un segundo pago por 5 millones más.