Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Chilena

NFL

Stefon Diggs quiere abandonar el barco vikingo

El estelar wide receiver de Vikings buscaría salir de Minnesota debido a las frustraciones con el sistema ofensivo, bajo coordinación de Kevin Stefanski.

Stefon Diggs quiere abandonar el barco vikingo
Stacy Revere AFP

La inconsistencia ofensiva en Minnesota parece haber cobrado su primera víctima después de que el estelar wide receiver Stefon Diggs no hiciera absolutamente nada el jueves por desmentir los rumores de que quiere salir del equipo.

Diggs, próximo a cumplir los 26 años, es recordado como uno de los héroes de la ciudad al recibir el pase del Milagro de Minneapolis, que envió a los Vikings a la Final de la NFC hace un par de campañas. Pero eso luce ahora tan lejano.

Con unos Vikings que se han inclinado en su totalidad al juego terrestre y a explotar al running back Dalvin Cook, aunado al mal momento del quarterback Kirk Cousins, era sólo cuestión de tiempo antes de que estallara la frustración al interior del equipo. La única pregunta era ¿quién la iba a detonar? Fue Diggs.

Y con justa razón.

Luego de cuatro partidos, Diggs tiene apenas 13 recepciones para 209 yardas y un solo touchdown, números muy por debajo de lo acostumbrado para un jugador que ha promediado 83 balones atrapados para 923 yardas y casi 7 touchdowns en cada una de las últimas tres temporadas con el equipo.

Como buen receptor, Diggs piensa en números y producción personal. Todos lo hacen, solo que algunos manejan mejor las relaciones públicas y Diggs no es la excepción. Quiere el balón en sus manos y Kirk Cousins no ha sido capaz o no ha tenido la disposición de hacérselo llegar.

Tal vez, el dato más concluyente y el que ha llevado a Diggs a avivar los rumores de cambio es el hecho de que apenas acumula cinco recepciones para 52 yardas en las dos victorias que tienen los Vikings en la temporada, y Cousins únicamente voltea en su dirección cuando no tiene más remedio.

Diggs no se presentó a entrenar el miércoles por motivos personales y el jueves lo hizo, básicamente, solo para echarle más leña a la hoguera de los rumores.

“En el lugar en el que estamos en este momento, se presta para muchas preguntas”, dijo el explosivo wideout. “No puedo sentarme aquí y actuar como si todo estuviera bien, porque obviamente no lo está”.

El equipo ha dicho públicamente que no tiene ninguna intención de cambiar a Diggs, no pueden hacer otra cosa sin perder su ventaja en las negociaciones. Pero como lo ha demostrado la historia una y otra vez, ningún jugador es intocable en esta liga. Y si los Vikings no están sacando provecho a los talentos de Diggs, tal vez no estaría de más cambiarlo por algo que sí utilicen.