Competición
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Portuguesa
Campeonato Brasileño Serie A

#NFL100

Marcus Allen, el mejor running back en la historia de los Raiders

El egresado de USC llegó a la organización de la familia Davis en 1982 y durante su carrera profesional obtuvo todas las distinciones posibles.

Marcus Allen con los Raiders

En términos profesionales Marcus Allen conquistó todo lo que se podía obtener en el football. Incluso antes de llegar a la NFL, el running back ya tenía un cartel importante. Como miembro de los USC Trojans consiguió el Campeonato Nacional de la NCAA en su año de novato ─1981─ y tras años después se hizo acreedor del Trofeo Heisman.

Para 1982, como una verdadera leyenda en el sur de California, los Raiders tomaron a Allen con el décimo pick global del Draft. Y el corredor fue de impacto inmediato en el equipo de Tom Flores siendo el líder de anotaciones terrestres durante esa campaña y recibir su primer llamado al Pro Bowl.

Una carrera llena de éxitos

Un año más adelante Allen imprimió sus letras en la historia de la NFL al llegar al Super Bowl VXIII y conseguir el título tras vencer a los Redskins; por si fuera poco, el running back fue nombrado el MVP del encuentro.

Pero no fue el único premio a Jugador Más Valioso que recibió en su carrera. En 1985, Allen fue nombrado el MVP de la liga ─el primer corredor con el premio desde Earl Campbell en 1979. Asimismo, tuvo cinco designaciones más al Tazón de los Profesionales, dos elecciones al All-Pro y el líder corredor de la liga en 1985.

En 1993, tras 11 años con los Raiders llegó a los Chiefs ─donde se hizo compañero del único hombre al que temió, Derrick Thomas─, donde aún tuvo una campaña de alto impacto de la mano de Joe Montana.

Al término de su carrera profesional, Allen se encontraba en el cuarto puesto de más yardas terrestres en la historia de la NFL ─detrás de Walter Payton, Tony Dorsett y Jim Brown─ y aún sigue siendo el líder corredor en Oakland. Además, es tercer lugar en más touchdowns por tierra por debajo Emmit Smith y LaDainian Tomlinson. Todo esto le valió para ser inducido al Salón de la Fama en 2003.