Competición
  • Champions League

Concacaf

Cristopher Meléndez pensó dejar el fútbol para emigrar a USA

El defensor de Motagua confesó que estuvo cerca de tirar la toalla en el sueño de ser futbolista por emigrar a Estados Unidos junto a su padre

El defensor de Motagua confesó que estuvo cerca de tirar la toalla en el sueño de ser futbolista por emigrar a Estados Unidos junto a su padre

Cristopher Meléndez pensó en dejar el fútbol para emigrar a USA. El defensor de Motagua confesó que estuvo cerca de tirar la toalla en el sueño de ser futbolista por emigrar a Estados Unidos con su padre.

La situación económica y la necesidad estuvieron cerca de alejar a Cristopher Meléndez de las canchas de fútbol. El hoy campeón de la Liga de Honduras con Motagua pensó en dejar su sueño, convertirse en jugador profesional, para buscar un mejor futuro; mismo que estaba en Estados Unidos.

Fue gracias a que comenzaba a jugar en las reservas con el Tegucigalpa que su padre decidió marcharse a las Tierras del Tío Sam con su hermano menor. Esto para que Cristopher pudiera continuar con su carrera; lo que nadie esperaba era que cuatro años después de la partida de sus seres queridos a Estados Unidos, él saldría campeón de la Primera División.

Meléndez jugó poco en el presente torneo, pero el momento de brillar llegó al final del torneo, cuando los héroes salen para hacer historia. Cristopher sólo disputó siete encuentros del Clausura 2019, pero fue fundamental en la obtención del bicampeonato.

El defensor hondureño platicó con el Diario Diez donde contó cómo fue su historia previo al campeonato, lo duro que fue el camino para poder llegar a donde está hoy. Historia de Meléndez

Cristopher comenzó su carrera en el Corozal, siendo su abuelo su primer entrenador. Posteriormente pasó a los Palacios (La Mercedes) hasta dar el salto a Motagua, pero la vida no fue tan fácil como parece, ya que tuvo que viajar a Tegucigalpa para poder soñar con ser profesional. Desde que llegó, el club le daba un sueldo y lo dejaba dormir en la sede.

Una vez en Tegucigalpa, el jugador Meléndez pensó en dejar Tegucigalpa por la falta de juego, pero gracias a su madre no abandonó su carrera y hoy puede disfrutar de un campeonato.

“La verdad que sí, había momentos en que no quería saber nada de fútbol cuando no tenía minutos, yo le llamaba llorando a mi mamá que no aguantaba seguir en Tegucigalpa. Ella me aconsejó esperar, ya que no vendría a hacer nada al pueblo, pero en esos momentos tu madre se vuelve un pilar para salir de esas cosas”, contó el defensor de Motagua.

¿Qué hará con el premio?

Meléndez no se olvida de su madre y quiere invertir el premio por ser campeón en remodelar la casa donde creció, ya que era algo que querían hacer desde hace mucho y ahora tiene la posibilidad de terminar el proyecto que comenzó con su papá y su hermano.

“Invertirlo con la familia, veremos qué proyecto se hace, queremos terminar de arreglar la casa, es algo que hace años queremos con mi padre y mi hermano”, expresó Cristopher.