NFL

Chris Long revela cómo le ayudó la marihuana en la NFL

Chris Long en partido de los Eagles

AP

El ex jugador de Eagles y Patriots dijo que sin ella no hubiera sido capaz de lidiar con el estrés de la NFL.

La NFL considera autorizar el uso medicinal de la marihuana, pero tal parece que en la actualidad sus pruebas antidopaje para detectarla no son las más eficaces.

Chris Long, quien anunció el sábado su retiro vía redes sociales, habló en una entrevista en “The Dan Patrick Show” no sólo sobre cómo la marihuana le ayudó a sobrellevar su carrera como profesional, sino también de la técnica que usaba para burlar los exámenes antidoping de la NFL.

“No soy un soplón. No voy a decir un porcentaje de cuánto fuma la liga, pero ciertamente disfruté lo que a mí me tocó a lo largo de mi carrera”, dijo el ex defensive end de Eagles y Patriots. “Si no fuera por eso [la marihuana], no hubiera sido capaz de lidiar con el estrés de la vida cotidiana de la NFL”.

Long se dio cuenta que las pruebas para detectar la marihuana sólo se hacen una vez al año, en una fecha predeterminada. Por lo tanto, los jugadores tienen tiempo para eliminar la droga de su cuerpo.

“En ese mes o dos cuando paras, buscas las pastillas para dormir, buscas los analgésicos y la botella”, agregó Long. “Si en serio quieres que los jugadores no la usen, harías los exámenes más a menudo. Espero que vayan en la dirección opuesta y que se den cuenta de lo arbitrario que es esa prueba”.

Según un reporte de NBC Sports, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, pretende permitir el uso de la marihuana. Pero para conseguirlo primero debe llegar a un nuevo acuerdo con la Asociación de Jugadores.

Long fue la segunda selección global del Draft 2008; terminó su carrera con 70 capturas de quarterback, ganó dos títulos del Super Bowl, uno con New England (2017) y otro con Philadelphia (2018). Además, el año pasado fue reconocido con el premio Walter Payton Man of the Year, lo cual lo convierte en una embajador de la liga.

Deberíamos llegar al punto en el que les permitamos a los jugadores disfrutar de lo que ni siquiera llamaría una droga, es mucho menos peligroso que consumir una quinta parte del alcohol que tomas cuando sales después de los partidos”, finalizó Long.