Dallas Cowboys

Dak Prescott está agradecido por la llegada de Amari Cooper

Amari Cooper y Dak Prescott

Richard Rodriguez

AFP

Desde que Cooper llegó a Dallas, la cara del equipo ha cambiado radicalmente y ahora se ubican como el cuarto mejor equipo de la NFC de cara a los playoffs.

Al inicio de la Semana 10, los Cowboys marchaban en el segundo lugar de la NFC Este, detrás de los Redskins, y la llegada de Amari Cooper a cambio de una selección de primera ronda levantaba muchas opiniones negativas en contra de la franquicia.

Sin embargo, cinco jornadas después Dallas no ha perdido y ahora marchan como los líderes de su división, además de que se apuntan a ser una de las seis organizaciones que jugarán postemporada en la Conferencia Nacional.

El impacto que ha tenido Cooper en el equipo de Jerry Jones ha catapultado a los Cowboys a los primeros planos de la NFC y ha quitado presión a dos pilares de la ofensiva: Dak Prescott y Ezekiel Elliott.

Y Dak es el más agradecido y a través de una entrevista para el periódico Dallas Morning News ha reconocido el rol que ha tenido el egresado de Alabama en la unidad que comanda.

"Es un jugador increíble. Sabía que era bueno. Sabía que crearía espacios, lo encontraría disponible y haría grandes atrapadas. Pero luego lo ves corriendo después de la recepción, rompiendo tackleadas y siendo el gran jugador que es. Como lo dije: 'estoy agradecido por el canje'", declaró Prescott.

Los números de Cooper en Dallas

Antes del 31 de octubre, fecha de la llegada del ex Raider a Arlington, los Cowboys marchaban con récord de 3-4 y Dak Prescott registraba 62.1% de pases completados; 202.4 yardas por juego; 8 anotaciones y cuatro intercepciones; y un rating de 87.4.

Pero desde la Semana 9, Dallas ha ganado en cinco ocasiones y solo fue superado en una ocasión. Prescott tiene 74.1% de completos; 285.7 yardas lanzadas en promedio; 9 touchdowns y 3 picks; y 105.7 de rating.

Amari también mejoró su producción desde que juego para la 'Estrella Solitaria'. En Oakland tuvo 22 recepciones, 280 yardas y un touchdown; mientras que en Dallas tiene 40 recepciones, 642 yardas y seis entradas a las diagonales.