Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Fluminense Fluminense FLU

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Liga Ascenso MX Apertura
Dorados Dorados SIN

-

Atlante Atlante ATE

-

Pittsburgh Steelers

Antonio Brown le pone gasolina a la crisis en Pittsburgh

Antonio Brown le pone gasolina a la crisis en Pittsburgh

Justin K. Aller

AFP

El wide receiver de los Pittsburgh Steelers respondió a las críticas con cinco fatídicas palabras que ponen a temblar a los aficionados
Los Patriots usarán jersey blanco en el Super Bowl… otra vez

Solo se necesitan cinco palabras para sembrar el pánico. En la mayoría de los casos son “cuando llegues tenemos que hablar”, o puede ser “¿Quién es la tal Mariana?”. En el caso de los Steelers es más simple: “Trade me, let’s find out” (Hay que averiguarlo, cámbienme).

Con esas cinco palabras, Antonio Brown respondió a un tuit del ex director de relaciones públicas de los Steelers, Ryan Scarpino, quien utilizó la red social para afirmar que Brown tiene suerte de contar con Ben Roethlisberger y que no habría tenido éxito en la liga sin “Big Ben”.

Lo más probable es que solo sea el ego y el pésimo manejo que tiene Brown de sus redes sociales cuando las utiliza para otra cosa que no sea publicar videos. Pero ¿y si no?

Pittsburgh no ha ganado en sus dos primeros encuentros, la defensiva fue apabullada el pasado domingo y en ambos juegos Brown ha sido segundo en yardas y recepciones detrás de JuJu Smith-Schuster.

Todos vimos a Brown en la cara del coordinador Randy Fichtner a mediados del tercer cuarto del juego ante los Chiefs. ¿Qué le dijo? Ni idea, pero Ben lo buscó de inmediato en las dos primeras jugadas después del episodio.

Ese es Brown. Un jugador que está dispuesto a poner el trabajo y la entrega… en su beneficio. Brown quiere SUS números, SUS yardas. Pero no es una posición del todo egoísta, pues más veces de las que no, el éxito de Brown significa el éxito de Pittsburgh. Son los modos los que preocupan.

Nadie en la gerencia o en las gradas quiere escuchar nunca a tu mejor jugador pronunciar la palabra “cambio”. Menos aun cuando el equipo está ejecutando muy por debajo de las expectativas. Pero no es la primera vez que Brown tuitea sin pensar. Hace tan solo un par de semanas amenazó con golpear a un periodista. ¿Y cómo olvidar hace un par de temporadas cuando publicó en vivo lo sucedido en el vestuario cuando ganaron su viaje a la Final de la AFC?

Pero Brown lo sigue haciendo porque no hay nadie que le diga qué no debe. Mike Tomlin ha fracasado antes al momento de atender estas situaciones y, dado el estado de Pittsburgh, tiene cosas más importantes que jugar al policía de Twitter. Aunque tampoco debe pasarlo por alto, mantener contento a tu mejor jugador siempre debe estar arriba en la lista de prioridades.