NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

Aaron Rodgers tiene cuatro años para ganar otro Super Bowl

Aaron Rodgers firma una extensión de contrato astronómica con los Packers y los Broncos obtuvieron a Russell Wilson en un trade con Seattle.

Estados UnidosActualizado a
Aaron Rodgers firma una extensión de contrato astronómica con los Packers y los Broncos obtuvieron a Russell Wilson en un trade con Seattle.
Christian PetersenGetty Images

¡Qué par de noticias tuvimos este martes en la NFL!

Por un lado, Aaron Rodgers firma una extensión de contrato astronómica con los Packers; por otro, los Broncos obtuvieron a Russell Wilson en un trade con Seattle.

Vamos por partes.

Rodgers y los Packers acordaron una extensión de contrato por cuatro años y 200 millones de dólares, que incluyen 153 mdd en dinero garantizado y reducirá su impacto en el tope salarial en 2022, según reportó NFL Network.

El contrato vigente de Rodgers impacta con 46.7 millones de dólares al tope salarial, el segundo más alto en la NFL, acorde con cifras de Spotrac.

El siguiente movimiento de los Packers era colocarle la etiqueta de Jugador Franquicia a Davante Adams, en la que probablemente sea la última campaña del wide receiver en Green Bay.

Después de dos derrotas consecutivas en el Juego por el Campeonato de la NFC, en 2021 los Packers -primeros sembrados en la Conferencia- fueron eliminados en la Ronda Divisional por San Francisco.

En ese juego, Rodgers desapareció en la segunda mitad y un par de errores de los equipos especiales le costaron el triunfo a los Packers.

Ahora Rodgers tiene cuatro años para tratar de ganar otro Super Bowl, o de lo contrario no habrá argumentos para considerarlo uno de los mejores quarterbacks de todos los tiempos.

Rodgers, como alguna vez Drew Brees, necesita ese otro anillo de campeón para catapultar su legado en la mitología de la NFL.

Para que Rodgers pueda ganar ese otro Super Bowl con Green Bay va a tener que exorcizar sus propios fantasmas, porque sus números en Finales de Conferencia son poco presumibles y por ello se ha ganado el mote de “choker”, o sea un jugador que se queda corto en los momentos más importantes o de mayor expectativa.

¿Podrá lograrlo? Eso está por verse, especialmente si tres de esos cuatro años los tiene que jugar sin Davante Adams, uno de los tres mejores wide receivers de la liga.

Wilson, un caso similar

Russell Wilson también tiene mucho qué probar con los Denver Broncos, uno de esos equipos que se supone “está a un quarterback de ser contendiente”.

Lo mismo se pensaba de los Rams, obtuvieron a Matthew Stafford y hoy son los campeones de la liga.

Ojo, no digo que los Broncos deban ser considerados automáticos favoritos al Super Bowl con la llegada de Wilson, pero es un hecho que Denver estará en esa conversación. Es cuestión de tiempo.

Wilson llevó a dos Super Bowls a los Seahawks, pero aquella intercepción ante los New England Patriots le quitó de las manos su segundo anillo de campeón.

Desde entonces (2015), su récord en Playoffs es de 3-5 y no ha podido regresar al juego por el título.

Los Broncos quieren repetir lo que lograron con Peyton Manning, firmado en 2012 y con quien ganaron el Super Bowl 50, al final de la campaña 2015, la última del veterano quarterback.

Wilson tiene 33 años, así que al menos le quedan cinco temporadas al nivel al que nos tiene acostumbrado.

Los Broncos pagarán este canje con dos selecciones de primera ronda, dos de segunda y el quarterback Drew Lock, entre otras cosas, así que la inversión es muy alta y Wilson tiene que responder no solo con clasificar a los Playoffs, sino con títulos en el Super Bowl.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?