NWSL

NWSL tuvo que guardar secretos para tener éxito

Múltiples voces se han alzado en la última semana tras los casos destapados de abuso en la liga que en nueve años creció y dio con su primer pared.

Estados Unidos
0
Heath O'Reilly en partido del Arsenal en la Women's Superleague británica.
David Price Getty Images

Lisa Baird, Paul Riley, Lisa Levine, Richie Burke y Farid Benstiti. Al momento, esos son algunos de los nombres que habrá que culpar una vida por sus acciones y por esconder las mismas en vez de proteger a cada una de las jugadoras de la NWSL. Gerentes generales, cuerpo técnico y muchos más culpables serán dados a conocer en las próximas semanas y más por los tantos que abusaron de las profesionales que veían aún peor el alzar la voz.

Muchas fueron silenciadas, muchas no fueron escuchadas y muchas prefirieron no salir a la luz por temor a que su sueño y su trabajo desaparecieran en un abrir y cerrar de ojos. Y no es por generalizar casos o inferir como eran las situaciones, sino porque las mismas jugadoras lo entendían de esa manera hasta que ahora vieron el cambio y el golpe que lograron dar Mana Shim y Sinead Farrelly.

“Creo que el fútbol femenil dejó pasar muchas cosas por debajo de la mesa porque queríamos que la liga tuviera éxito. Queríamos continuar nuestras carreras profesionales y no hay demasiadas oportunidades para jugadoras de ser futbolistas profesionales, por lo que creo que esa fue la razón de cómo muchas cosas fueron manejadas. Como jugadora, sólo aceptabas las cosas como eran”, declaró la tres veces medallista olímpica Heather O’Reilly en entrevista para la BBC.

Incluso, no sólo era el temor personal, sino que también los recursos en su tiempo eran inexistentes. Hoy vemos que existe un protocolo anti acoso -el cual no ha servido para nada-, una investigación externa, un comité ejecutivo, una línea anónima de demandas, pero todo a causa de lo expuesto hace unos días: “En la NWSL no hay muchos empleados de recursos humanos en los equipos, no hay una línea directa para que las jugadoras hablen o reporten situaciones, y por eso es que tantas cosas pasaron una y otra vez sin ser castigadas”.

NWSL continúa su actividad este fin de semana

La NWSL detuvo todas sus actividades en cuanto el caso de Paul Riley fue puesto frente a los ojos de todos. Los juegos se detuvieron por una jornada y al regreso se tomaron momentos del partido -el minuto 6, siendo más específicos- en protesta a los casos conocidos en el medio. Ahora, una fecha más continúa con duelos clave en todos los aspectos como el choque entre Orlando Pride y Gotham FC, además de otros como Kansas City frente a Portland Thorns y Houston Dash recibiendo a North Carolina Courage.