NFL

Las 5 cosas que aprendimos de la Semana 2 de la NFL

El domingo terminó con un gran salto en la montaña rusa de emociones cuando Lamar Jackson ofreció una actuación que se convirtió de inmediato en un clásico de la liga.

Estados Unidos
0
Ravens se impone por primera vez en cuatro años a los Chiefs
Todd Olszewski AFP

La montaña rusa en la que el domingo nos subimos por casi 11 horas de transmisión, terminó con un gran salto como el que hizo Lamar Jackson cuando entró a la zona de anotación para celebrar una noche histórica. Bajo las luces de horario estelar, Jackson dio un giro a la narrativa para adueñarse del papel de héroe y dejar en las sombras a Patrick Mahomes.

Por primera vez en cuatro enfrentamientos, Lamar venció a Mahomes. Por primera vez en su carrera, Mahomes sufrió una derrota jugando en septiembre. Un largo ascenso en el curriculum del quarterback de Ravens. No solo demostró –una vez más- que tiene las mejores cualidades físicas dentro del pelotón de jugadores de su posición, sino que además en su paquete de herramientas ahora se le agregó el valor y carácter para enfrentar una cuarta oportunidad crucial.

Baltimore venció a Kansas City en un Sunday Night que seguramente habrá registrado grandes números en cuanto al rating y mandó a casi todos a dormir con una sonrisa.

Lamar Jackson se convirtió en el segundo jugador en la historia de la NFL con 200 yardas aéreas, 100 yardas terrestres y 2 touchdowns terrestres en un juego, uniéndose a Colin Kaepernick, quien lo hizo contra los Packers en la Ronda Divisional de la temporada 2012.

Siempre que alguien me dice “ha pasado mucho tiempo” mi mente en automático agrega “no debí haberte dejado”. Por suerte eso no me pasará el domingo 3 de octubre cuando Tom Brady de nueva cuenta esté en New England, pero esta vez para romper los corazones de los aficionados de los Patriots que lo verán alinearse en la banda contraria al de Bill Belichick.

Aunque para ese día de sentimientos encontrados en Gillete Stadium aún faltan dos semanas, Brady acorta el tiempo con actuaciones históricas que llevan a múltiples personas a pensar ¿qué habría pasado si los Patriots se hubieran esforzado mucho más para retenerlo en casa?

Con 44 años de edad, Brady sigue coleccionando grandes tardes para su libro de recuerdos. El quarterback de los Buccanneers lanzó por novena ocasión en su carrera cinco pases de touchdown. Junto a ello, por primera vez —siempre hay una primera vez aunque tengas 22 campañas en la liga— TB12 sumó nueve anotaciones en los dos partidos iniciales de la temporada.

Brady está preparando la escena para su regreso a Boston. Lo hará con un Vince Lombardi y con Tampa Bay como legítimos contendientes a repetir el viaje al Super Bowl. Los Bucs son el primer equipo en la historia de la NFL en ganar nueve partidos con 30 o más puntos en cada una de las victorias.

Para los fans de los Pats el 3 de octubre será como Revenge Body pero al doble. Hombro con hombro llegarán Brady y Ron Gronkowski. El ala cerrada que tantos balones explotó sobre las diagonales para celebrar los touchdowns con New England, atrapó contra los Falcons dos de los envíos de anotación de su gran amigo Brady.

Desde su arribo a la NFL, Gronkowski acumula 102 TD en conexión con Brady, una pareja que ya no se entiende como unos pancakes sin miel. Gronko tiene 19 encuentros con al menos dos recepciones de TD, la segunda mayor cantidad por debajo de los 21 de Antonio Gates.

Brady es el quinto quarterback con al menos cuatro pases de anotación en cada uno de los primeros dos partidos de la temporada uniéndose a Drew Bledsoe (1997), Ryan Fitzpatrick (2018), Patrick Mahones (2018) y Russell Wlson (2020). TB12 lo hace jugando en lo que el mundo supone es la parte final de su carrera aunque ya advirtió que quiere jugar hasta los 50 años de edad. Alguna vez nos reímos cuando dijo que jugaría en la NFL después de los 42 años y todos quedamos con la carita de payaso.

Los Buccaneers tienen en estos momentos todas las grandes piezas en su lugar. A la defensiva Mike Edwards devolvió dos intercepciones para pick-six, convirtiéndose en el primer jugador desde Robert Massey en hacerlo en el último periodo de un partido.

TENEMOS QUE HABLAR DE RAIDERS: SON MEJOR EQUIPO DEL QUE EL MUNDO CREE

Antes de comenzar la temporada, las conversaciones sobre Las Vegas Raiders se centraban en las carencias que el equipo de Jon Gruden tendría en los 17 partidos. Con dos semanas, los Raiders imponen el ritmo en la punta del Oeste de la AFC con victorias de calidad sobre Ravens y Steelers.

Esta es la primera vez que los Raiders abren 2-0 con victorias sobre equipos que la temporada anterior fueron contendientes en los Playoffs.

Derek Carr rápidamente está superando las voces críticas que los situaban como un de los peores quarterbacks de la NFL. Con su brazo Carr lleva puntos a la pizarra y al mismo tiempo calla bocas. El domingo contra Steelers, una de las defensivas elite de la liga, lanzó 382 yardas y dos TD sin intercepciones. Es el quinto QB en la era del SB con al menos 375 yardas y dos pases de anotación en cada uno de los primeros dos juegos del partido.

 

UNA VEZ MÁS BELICHICK HACE QUE LA HISTORIA DE UN QB NOVATO SE CONVIERTA EN UNA CALABAZA

La narrativa que por años hemos conocido en torno a Bill Belichick y su forma de dominar a quarterback de primer años, una vez más se escribió. Con el triunfo sobre los Jets de Zach Wilson, Belichcik se posicionó con récord de 22-6 contra novatos.

La defensiva asfixió a Wilson quien tuvo en algún momento del juego: cuatro intercepciones y cuatro pases completos. Por el espíritu del juego, varios esperábamos que el head coach de Jets Robert Salen sacara a Zach del partido para que no los siguiera golpeando Belichick.

Con el compromiso contra Brady marcado con plumón rojo en el calendario, El monje sigue estructurando un equipo que no solo pueda vencer a su antiguo quarterback, sino que sea la base de una nueva dinastía.

HEY DARNOLD, LOS JETS PARECE QUE SE EQUIVOCARON

Claramente los New York Jets no irán a ninguna parte a corto plazo. Con un reconstrucción más compleja que la reparación de las economías después de la crisis por la pandemia, en las oficinas de New York se preguntan si haber dejado ir a Sam Darnold fue tan buena idea como pensaron en un principio cuando se dejaron deslumbrar por las nueva generación de quarterbacks que arribarían a la liga. Darnold iluminó la tarde de Carolina al desnudar a la defensiva de los Saints que tan solo ocho días antes frenó a Aaron Rodgers, MVP de 2020. Darnold derribó las esperanzas de New Orleans con 305 yardas en 26 de 38 pases con dos touchdowns. Hasta ahora, los Panthers han sacado la máxima inversión de su dinero mediante ese carrusel de quarterbacks, donde parece que a los Jets, al girar la pirinola, les salió el “Pierde todo”.

El matrimonio entre Darnold y el coordinador ofensivo, Joe Brady, ha sido perfecto en dos partidos

A JOSH ALLEN EL CONTRATO MILLONARIO QUE LE DIO. BUFFALO NO LE HA CAÍDO NADA BIEN

Sí, los Buffalo Bills viajaron al sur de Florida para tener un día de campo en su visita a Miami. La defensiva de Bills volvió a tener el sello que por muchos años marcó el prestigio de la casa y blanqueó a los Dolphins. Aunque en apariencia un 35-0 es una victoria bonita, Buffalo regresó con algunas preocupaciones.

Los Bills le entregaron a Allen un contrato de seis años y 258 millones a Allen y el quarterback en dos semanas ha correspondido con una pobre efectividad de 51 por ciento de sus pases.

DERRICK HENRRY ES UN AMERICAN MUSCLE CAR

Luego de estar abajo hasta por 15 puntos en casa de los Seattle Seahawks, el corredor Derrick Henry encabezó un furioso regreso de los Tennessee Titans. En los últimos dos cuartos, Henry arremetió contra una defensiva de los Seahawks con 22 acarreos para 147 yardas y tres touchdowns para que Tennessee ganara como visitante en tiempo extra. Después de que Seattle tomó una ventaja de 30-16 en el último cuarto, Henry corrió para un TD de 60 yardas para cerrar la brecha.

Henry es el cuarto jugador en la historia de la NFL con 10 juegos en su carrera con al menos 150 yardas terrestres y dos touchdowns terrestres, uniéndose a los miembros del Salón de la Fama Jim Brown (13 juegos), LaDanian Tomlinson (12) y Barry Sanders (10).