US Soccer

El histórico paso de Bora Milutinovic por Estados Unidos

El estratega ya es un histórico en el fútbol mundial y fue una parte crucial dentro del desarrollo de la Selección Estadounidense, además de impulsar la creación de la MLS.

Estados Unidos
0
El histórico paso de Bora Milutinovic por Estados Unidos

Hablar de Bora Milutinovic es hablar sobre una auténtica leyenda en el fútbol mundial y una parte crucial en el desarrollo del fútbol en los Estados Unidos, pues puso los cimientos para un importante cambio en la mentalidad dentro de la Selección Estadounidense, a la que preparó para recibir el mundial de USA 94 e incluso fue partícipe de la creación de la Major League Soccer, que vio la luz en 1996 luego del mundial norteamericano.

El estratega serbio llegó a Estados Unidos luego de haber dirigido a la selección de Costa Rica en el año de 1991 para encabezar el proyecto rumbo al primer mundial que el país norteamericano recibió y tras la recomendación nada más y nada menos que de Franz Beckenbauer, por lo que US Soccer presentó al técnico para iniciar un proceso que sentaría bases dentro del fútbol estadounidense.

Bora no pudo iniciar de mejor manera su paso como seleccionador estadounidense, pues se convirtió nada más y nada menos que en el primer campeón en la historia de la Copa Oro, pues el USMNT se llevó el título del naciente torneo, luego de eliminar a México en las semifinales y vencer en una dramática serie de penales a la escuadra de Honduras.

Posteriormente, llevó a Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, donde no pudo pasar de la fase de grupos y en ese mismo año de 1992, Bora, junto a la escuadra norteamericana, logró llegar hasta la tercera posición de la Copa Rey Fahd, que posteriormente se convertiría en la Copa Confederaciones.

El proceso del técnico serbio continúo y previo al Mundial de 1994, Estados Unidos consiguió el subcampeonato de la Copa Oro en el año de 1993 y participó en la Copa América de 1993.


La cumbre de su proceso llegó en la Copa del Mundo de Estados Unidos, donde como selección anfitriona, la escuadra norteamericana estaba obligada a ser protagonista y luego de su empate ante Suiza, la victoria ante Colombia, además de la derrota por Rumania, Estados Unidos logró avanzar a la siguiente fase, donde su rival sería nada más y nada menos que Brasil.

Ante Brasil hubo poco que hacer, pues la que en aquel momento era una de las mejores selecciones del mundo, venció a Estados Unidos por la mínima diferencia en los octavos de final y se quedó con el boleto para la siguiente ronda, en un viaje que concluiría con el título, tras vencer a Italia en la gran final.

El ciclo de Bora Milutinovic concluyó en 1995, luego de un título y 93 partidos diririgos, en los que tuvo un balance de 30 victorias, 31 empates y 35 derrotas, con 116 goles a favor y 110 en contra, pero como una base del crecimiento del fútbol estadounidense y la creación de la nueva liga norteamericana.