Justicia

El Departamento de Justicia protegerá a las mujeres que buscan un aborto en Texas

El Departamento de Justicia señaló que continuará protegiendo a quienes buscan obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva en Texas. Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
Manifestantes proaborto frente a la Corte Suprema en Washington
Gary Cameron REUTERS

El pasado 1 de septiembre entró en vigor en Texas una restrictiva ley sobre el aborto, la cual prohíbe esta práctica una vez que los médicos detecten el latido cardíaco fetal, lo que usualmente ocurre a las seis semanas de gestación

A diferencia de otras leyes que prohíben el aborto en una etapa temprana, en el caso de Texas, cualquier ciudadano puede demandar a cualquier individuo o entidad que practique abortos. Es por ello que el Departamento de Justicia ha señalado que protegerá a las mujeres que decidan interrumpir su embarazo y a las clínicas que ofrecen servicios de salud reproductiva.

Departamento de Justicia protegerá a las mujeres que buscan un aborto en Texas

A través de un comunicado, el Departamento de Justicia señaló que no tolerará actos de violencia contra persona alguna que intente someterse a un procedimiento de interrupción del embarazo en Texas.

Además, el Fiscal General General Merrick B. Garland aclaró que seguirán explorando las opciones para impugnar la nueva ley estatal que prohíbe el 85% de los abortos, ya que, según expertos de salud, a las seis semanas de gestación, la mayoría de las mujeres ni siquiera saben que están embarazadas

"Si bien el Departamento de Justicia explora urgentemente todas las opciones para impugnar la SB8 de Texas con el fin de proteger los derechos constitucionales de las mujeres y otras personas, incluido el acceso al aborto, continuaremos protegiendo a quienes buscan obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva de conformidad con nuestra ley penal y aplicación civil de la Ley FACE", señala el comunicado.

La Ley de Libertad de Acceso a la Entrada a Clínicas (FACE, por sus siglas en inglés) prohíbe el uso o la amenaza de la fuerza y la obstrucción física que hiera, intimide o interfiera con una persona que busca obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva. Además, prohíbe el daño intencional a la propiedad de una instalación que brinde servicios de salud reproductiva.

El Departamento de Justicia también señaló que brindará apoyo de la policía federal cuando una clínica de abortos o un centro de salud reproductiva sea atacado. "Nos hemos comunicado con las oficinas de los fiscales de los EE. UU. Y las oficinas de campo del FBI en Texas y en todo el país para hablar sobre nuestras autoridades encargadas de hacer cumplir la ley", señaló el departamento.

"No toleraremos la violencia contra quienes buscan obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva, obstrucción física o daños a la propiedad en violación de la Ley FACE", finaliza el comunicado.