Asalto al Capitolio

¿De qué se acusa al alborotador del Capitolio de Estados Unidos "QAnon Shaman"?

Jacob Chansley, conocido como 'QAnon Shaman', se declaró culpable por obstruir los procedimientos del Colegio Electoral el pasado 6 de enero. Aquí los detalles.

Estados Unidos
0
Jacob Chansley, conocido como  'QAnon Shaman' se declaró culpable tras asalto al Capitolio
Cheney Orr REUTERS

Este viernes, 3 de septiembre, Jacob Chansley, conocido como 'QAnon Shaman', se declaró culpable de un delito grave, luego de participar en el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. Durante el suceso, miles de manifestantes seguidores del entonces presidente Donald Trump irrumpieron en la sede del Congreso e interrumpieron la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

El acusado, Jacob Chansley de Arizona, es una figura muy conocida en el movimiento QAnon. Se volvió viral después del asalto al Capitolio debido al extraño atuendo que vestía: un traje de piel de oso con cuernos y la cara pintada con los colores de la bandera estadounidense.

¿De qué se acusa al alborotador del Capitolio de Estados Unidos "QAnon Shaman"?

Durante una audiencia virtual este viernes, en el Tribunal de Distrito de DC, Chansley se declaró culpable como parte de un trato con los fiscales, el cual fue aceptado por el juez de distrito Royce Lamberth.

Chansley fue acusado originalmente de seis delitos federales: desorden civil, obstrucción de un procedimiento oficial, entrar y permanecer en un edificio restringido, conducta desordenada y disruptiva en un edificio restringido, entrada violenta y conducta desordenada en un edificio del Capitolio y desfile o manifestación en el edificio del Capitolio.

Este viernes se declaró culpable de uno de los cargos más graves por obstruir los procedimientos del Congreso y podría enfrentar un máximo de 20 años de prisión, aunque por su falta de antecedentes penales, podría recibir mucho menos. También deberá pagar $2,000 en restitución por daños al Capitolio y podría enfrentar una multa de hasta $250,000 dólares.

El abogado de Chansley pidió una vez más que su cliente fuera liberado antes de la sentencia, pero el Departamento de Justicia se opuso a esta solicitud. Una vez sentenciado, Chansley recibirá crédito por el tiempo que ya cumplió en la cárcel, casi 8 meses.

La sentencia estaba programada para el 17 de noviembre, pero tras el acuerdo, el juez Lamberth dijo que pronto emitirá una decisión. Los fiscales acordaron buscar un castigo de entre tres y cuatro años de prisión.