ESTADOS UNIDOS

El cliente que dejó más de 16.000$ en propina tras pedir hot dogs

Un cliente anónimo dejó una enorme propina de US$ 16,000 en el restaurante Stumble Inn Bar & Grill en Londonderry, New Hampshire. Checa la historia.

Estados Unidos
0
El cliente que dejó más de 16.000$ en propina tras pedir hot dogs
Stephanie Lin Facebook

El restaurante Stumble Inn Bar & Grill, ubicado en Londonderry, New Hampshire, se ha vuelto viral en redes sociales luego de hacer pública la historia de un cliente anónimo que dejó una enorme propina a una de las meseras del lugar.

De acuerdo a los hechos relatados por Mike Zarella, propietario del restaurante, un cliente dejó 16,000 dólares de propina tras consumir tan sólo un par de hot dogs, una orden de papas fritas, una coca-cola, una cerveza y un trago de tequila, dando como resultado una cuenta de 37 dólares.

“No lo gastes todo en un solo lugar”, bromeó el cliente con la camarera, quien, al notar la enorme propina que había dejado el hombre, no pudo evitar mostrar su asombro: “Oh, Dios mío, no, eso es una locura”, expresó. Posteriormente, el resto de las meseras se acercaron a él y le dieron las gracias por tan generoso gesto.

La propina fue dividida entre todo el equipo

Debido a que el Stumble Inn Bar & Grill opera bajo el famoso ‘pool tipping’, la propina fue dividida entre todas las meseras, quienes tomaron la decisión de compartir el dinero con los cuatro miembros del personal en la cocina. Zarella no recibió ninguna parte de la propina.

La mayoría de las meseras del lugar son madres solteras y utilizarán el dinero de la propina para tomarse unos días de vacaciones de verano en compañía de sus hijos que, de otra forma, no hubieran podido pagar.

Cabe mencionar que los hechos sucedieron el pasado 12 de junio, pero decidieron esperar a que el pago de la propina pasara para poder compartir el generoso acto a través de Facebook.

Una semana después del suceso, el cliente regresó y, desde entonces, se ha convertido en un rostro frecuente en el lugar. Zarella, quien tuvo la oportunidad de hablar con él, cuestionó al cliente sobre su decisión de dejar una propina tan elevada.

“Me acerqué y me senté con él, le agradecí y le dije: ‘¿Estás seguro? Porque estamos incómodos con esta cantidad de dinero'. Si hubiera cometido un error y hubiera pedido que se lo devolviera, lo habríamos devuelto, pero él dijo: ‘No, quiero que tengan ese dinero'”, expresó Zarella.