NFL

Stephon Gilmore no se presenta a minicamp de Patriots

El estelar cornerback entra al último año de su contrato con New England y su ausencia es un claro mensaje.

Estados Unidos
0
Stephon Gilmore con los Patriots
Maddie Meyer Getty Images

En el mundo de las disputas contractuales de la NFL, a veces hay que sacrificar dinero para ganar dinero. No siempre funciona, pero eso no significa que no haya quienes estén dispuestos a intentar esta táctica. Stephon Gilmore es uno de ellos.

El estelar cornerback de los Patriots y ganador a Defensivo del Año en 2019 no se presentó al primer día del minicamp obligatorio del equipo mientras lidia una batalla por un nuevo contrato o una salida hacia un equipo que esté dispuesto a ofrecérselo. Como consecuencia, New England le impuso al jugador una multa de 15,515 dólares por su ausencia y no presentarse a ninguno de los tres días del programa de pretemporada le terminaría costando un total de 93,085 dólares.

Si Gilmore es congruente con su postura, y no hay indicios para pensar lo contrario, lo más conveniente es que el departamento contable del equipo vaya haciendo cuentas para descontarle los 93,000 dólares de los cheques de Gilmore, pues el cornerback de 30 años no se presentó a ninguna de las fases previas del programa de pretemporada.

El head coach Bill Belichick, fiel a su estilo, le restó importancia a la ausencia de Gilmore y atribuyó la ausencia de su cornerback y de varios otros jugadores, al mal clima que azota a la región, mismo que pudo haber perturbado los itinerarios de traslado de muchos elementos.

Pronto averiguaremos quién está aquí y quién no”, dijo Belichick.

La apuesta inteligente es poner el dinero en la ausencia de Gilmore por el resto del minicamp obligatorio, pues el jugador tiene miles de razones ─millones, mejor dicho─ para mantenerse fuera de su lugar de trabajo hasta que la gerencia le haga justicia con un contrato que le pagaría apenas 7 millones de dólares en su último año de un pacto por cinco temporadas y 65 millones.

Por lo general, los jugadores se ausentan de la pretemporada para exigir montos que muchas veces superan su valor actual en el mercado. En el caso de Gilmore parece únicamente exigir justicia. El egresado de South Carolina es uno de los mejores en su posición en toda la NFL, como lo demuestran sus cuatro selecciones al Pro Bowl, su par de designaciones All-Pro y, desde luego, su nombramiento como Defensivo del Año. A pesar de todos sus blasones, Gilmore está empatado con Joe Haden en la séptima posición entre los cornerbacks mejor pagados de la NFL.

La renuencia de los Patriots por ofrecerle un nuevo contrato o ajustar la cifra actual podría ser la muy real posibilidad de que el equipo inicie una reconstrucción radical una vez que Mac Jones tome las riendas de la ofensiva. El otro motivo bien podría estar relacionado con sus 30 años de edad y el hecho de que la temporada pasada se perdió cinco juegos por una lesión, por lo que el equipo podría ver el inicio de la curva descendiente en la carrera de Gilmore.