POLÍTICA

¿Qué han dicho los republicanos sobre el plan de infraestructura de $1 trillón de Biden?

Continúan las negociaciones para aprobar el plan de infraestructura presentado por Biden. ¿Qué han dicho los republicanos al respecto? Aquí los detalles.

Estados Unidos
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, se reúne con la senadora republicana Shelley Moore Capito y otros para discutir el proyecto de ley de infraestructura en la Casa Blanca.
Nicholas Kamm AFP

El pasado 31 de marzo, el presidente Joe Biden presentó un plan de infraestructura, el cual tiene el objetivo de crear millones de empleos, reconstruir la infraestructura del país y posicionar a Estados Unidos en materia económica de manera internacional.

Este plan de infraestructura, llamado American Jobs Plan, incluye inversiones en infraestructura para mejorar el transporte, combatir el cambio climático, una red eléctrica renovada y banda ancha de alta velocidad.

Las negociaciones para aprobar este plan continúan, sin embargo, las propuestas por parte de los republicanos no se acercan a la propuesta inicial de 2,3 trillones de dólares del presidente Biden.

¿Qué han dicho los republicanos sobre el plan de infraestructura de $1 trillón de Biden?

Los republicanos continúan evaluando el plan de infraestructura presentado por el presidente Biden. La propuesta más reciente por parte de los republicanos se basa en programas de infraestructura tradicionales centrados en transporte y banda ancha de alta velocidad, con un presupuesto de 568 billones de dólares.

Aunque la propuesta inicial contempla un presupuesto de 2,3 trillones de dólares, la Casa Blanca hizo una contraoferta a los republicanos y presentó una propuesta por 1,7 trillones. Sin embargo, los republicanos no aceptaron esta oferta.

La senadora republicana Susan Collins mencionó que las continuas diferencias entre las dos partes se basan en el presupuesto requerido, así como en el concepto de ‘infraestructura’ y en el financiamiento del plan.

Nosotros, los republicanos, definimos la infraestructura en términos de carreteras, puentes, puertos marítimos,aeropuertos, y banda ancha. La definición demócrata parece incluir programas sociales que nunca se han considerado parte de la infraestructura central”, señaló Collins.

En cuanto a la financiación, Biden propone elevar la tasa de impuestos empresariales de 21% a 28%, pero los republicanos se oponen. Los republicanos proponen financiar el plan de infraestructura con un impuesto a los vehículos eléctricos y la reutilización de fondos federales no gastados.

Si las conversaciones entre la Casa Blanca y los republicanos no terminan en algún acuerdo, los demócratas podrían optar por aprobar la iniciativa a través de la reconciliación presupuestaria, sin que sean necesarios los votos republicanos. Sin embargo, este recurso sólo se puede utilizar una vez por año fiscal y se recurrió a ella para aprobar el American Rescue Plan, por lo que los demócratas deberán esperar hasta después del 1 de octubre para recurrir a esta medida.