FLORIDA

Ron DeSantis firma proyecto de ley contra la censura en redes sociales

El gobernador de Florida firmó un proyecto de ley para multar a las compañías de redes sociales que eliminen publicaciones o personas de sus sitios.

Estados Unidos
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó un proyecto de ley para multar a las compañías de redes sociales que eliminen publicaciones o personas de sus sitios.
Carl Juste AP

Este lunes - 24 de mayo - Ron DeSantis, gobernador de Florida, firmó un proyecto de ley, el cual está diseñado para detener la censura en redes sociales en relación con ideas conservadoras. La ley entra en vigor el 1 de julio.

La medida (SB 7072) permitirá multar a las empresas de redes sociales, como Twitter y Facebook, cuando eliminen publicaciones, comentarios o personas. Si lo hacen, deberán proporcionar una explicación detallada de por qué tomaron tal decisión.

"En esta sesión, tomamos medidas para asegurarnos de que [...] tengamos protección garantizada contra las élites de Silicon Valley", dijo Ron DeSantis. “Muchos en nuestro estado han experimentado la censura y otros comportamientos tiránicos de primera mano en Cuba y Venezuela. Si los censores de las grandes tecnologías hacen cumplir las reglas de manera inconsistente, para discriminar a favor de la ideología dominante de Silicon Valley, ahora serán responsables”, agregó el gobernador.

¿En qué consiste esta nueva ley?

El estado podría multar a las empresas de redes sociales con 250,000 dólares por día si eliminan la cuenta de un candidato político estatal. Si se elimina una cuenta de una persona que se postula para un cargo local, la multa sería de 25,000 dólares por día.

Esta ley también otorgará al fiscal general de Florida la autoridad para demandar a las empresas en virtud de la Ley de prácticas comerciales desleales y engañosas del estado.

Además, la ley permitirá a los ciudadanos de Florida demandar a las empresas de redes sociales si sienten que han sido tratados injustamente.

Los expertos esperan que esta ley sea impugnada en los tribunales, ya que algunas empresas de tecnología y redes sociales afirman que viola sus derechos de la primera enmienda. Por su parte, los demócratas se opusieron al proyecto de ley, defendiendo el derecho de las empresas de redes sociales, como entidades privadas, a controlar el flujo de información en sus plataformas.