Tampa Bay Buccaneers

Jason Licht: Tom Brady puede jugar hasta los 50 años

El gerente general de los Buccaneers cree que el quarterback podría mantenerse en la liga una vez que expire su contrato actual.

Estados Unidos
Tom Brady con los Buccaneers
Mike Ehrmann Getty Images

Después de más de dos décadas en la NFL, el mundo del football ha aprendido una valiosa lección: Nunca apuesten en contra de Tom Brady. Aparentemente esa advertencia también incluye al Padre Tiempo.

Con 43 años, siete anillos de Super Bowl y prácticamente todos los récords de trascendencia bajo el brazo, Brady ha demostrado una y otra vez que no hay nada que no pueda hacer dentro de un emparrillado, siempre que se lo proponga.

¿Eso incluye jugar más allá de su contrato actual que expira en dos temporadas?

Si le preguntan al responsable de estampar la otra rúbrica en el contrato de Brady, el gerente general de los Bucs, la respuesta de Jason Licht sería “¿Por qué no?”

Licht reveló el martes durante su aparición en el podcast de Rich Eisen que, durante la negociación de la reciente extensión de Brady, el pasador de 43 años nunca le dio al equipo indicativo alguno de que este sería su último contrato como profesional.

Si bien Licht se guardó la mayoría de los detalles sobre su interacción con Brady, una medida prudente considerando lo frágil que pueden volverse esas relaciones (para mayores referencias consultar Rodgers, Aaron), el gerente sí le dejó algo muy en claro a su pasador.

“Quiero mantener todas esas conversaciones, la mayoría de ellas, privadas”, dijo. “Le dije que, si quería jugar hasta los 50, y él aún siente que puede jugar, entonces puede jugar hasta los 50 años”.

Eso significarían siete temporadas adicionales del número 12 aterrorizando a las defensivas rivales y prolongando su dominio con puño de hierro en una liga en la cual ya ha descubierto todos los secretos.

Es difícil pensar en que las palabras de Licht sean proféticas, en especial al tomar en cuenta que el jugador de mayor edad en pisar un emparrillado fue George Blanda a los 48 años de edad, y lo hizo exclusivamente como pateador.

Sin embargo, resulta más difícil pensar que Brady no se saliera con la suya siempre que fuera algo que se propusiera. Después de todo, ya demostró una y otra vez que la edad es solo un número y en otras ocasiones ha dicho que, gracias a la posición y las reglas actuales del juego que limitan el contacto en la posición y, por lo tanto, el desgaste en su cuerpo, no le sería tan complicado prolongar su carrera.

Por lo pronto, Brady aún tiene la motivación y la determinación para salir a jugar cada domingo a sus 43 años. Si Brady quiere mantenerse en activo más allá de su contrato actual, queda claro, será decisión suya y no del tiempo.