DONALD TRUMP

Tribunal Supremo desestima caso de Donald Trump y el uso de Twitter

El Tribunal Supremo de Estados Unidos desestima el caso de Donald Trump con relación al uso que daba a su cuenta personal de Twitter.

Estados Unidos
0
Tribunal Supremo desestima caso de Donald Trump y el uso de su cuenta de Twitter
Captura REUTERS

Este lunes - 5 de abril - el Tribunal Supremo de Estados Unidos desestimó el caso relacionado con Donald Trump y el uso de su cuenta personal de Twitter, en el que se abordaba el cuestionamiento sobre si el expresidente estadounidense podía bloquear a usuarios en Twitter.

El caso que comenzó en 2017 fue desestimado al no considerarse relevante, ya que la cuenta del exmandatario en dicha red social fue suspendida de manera permanente. El caso también se consideró poco relevante, ya que Donald Trump ha abandonado el poder.

Twitter suspendió definitivamente la cuenta de Donald Trump

El Tribunal Supremo dio carpetazo al caso, el cual perdió parte de su sentido después de que Twitter suspendiera de manera permanente la cuenta del expresidente Donald Trump el pasado enero.

Tras el asalto de sus seguidores al Capitolio y debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia, la cuenta de Donald Trump fue suspendida de forma permanente, luego de que Twitter llevara a cabo una revisión detallada de sus tuits y el contexto de los mismos.

Tribunal Supremo desestima el caso Trump y el uso de su cuenta de Twitter

La decisión por parte del Tribunal Supremo de Estados Unidos fue unánime. Se ordenó declarar nulo el fallo de una corte de apelaciones con sede en Nueva York, el cual concluyó en 2019 que Donald Trump no tenía derecho a bloquear usuarios desde su cuenta de Twitter.

Este caso comenzó en julio de 2017 cuando el Instituto Knight para la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia (Nueva York) demandó a Donald Trump en nombre de siete usuarios de Twitter a los que el entonces presidente había bloqueado.

Los denunciantes argumentaron que Trump utilizaba su cuenta personal de Twitter (@realDonaldTrump) para difundir información oficial, por lo que sus mensajes debían ser accesibles para todo el mundo.

En 2019, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito concluyó que el exmandatario había violado la primera enmienda de la Constitución estadounidense al bloquear esas cuentas, ya que era un funcionario público que usaba sus redes con fines oficiales.