NFL

Reporte: Washington Football Team intentó adquirir a Marcus Mariota

A pesar de contar con Taylor Heinicke y Kyle Allen en la nómina, el club capitalino quiso realizar un canje con los Raiders por el producto de Oregon.

Estados Unidos
Marcus Mariota con los Raiders
Isaac Brekken AP

Con la llegada de la temporada baja y los múltiples movimientos de quarterbacks por la vía del canje (Matthew Stafford a los Rams o Carson Wentz a los Colts), se ha rumorado que Marcus Mariota podría dejar Las Vegas ante las peticiones de múltiples postores por un traspaso. Ahora, uno de los posibles interesados ha sido identificado.

De acuerdo con un reporte de The Athletic el Washington Football Team entabló una conversación con los Raiders para adquirir al producto de Oregon. Para mala fortuna de los capitalinos, las pláticas no prosperaron.

Esta información se da a tan solo unas horas de que se revelara que el WFT tiene la intención de terminar su relación laboral con Alex Smith, lo que le ahorrará a la franquicia de la NFC Este 13.6 millones de dólares.

Por el momento solo Taylor Heinicke, quien firmó una extensión de contrato de dos años el pasado 10 de febrero, Kyle Allen, quien solo fue titular en cuatro juegos con Washington por una lesión de tobillo, y Steven Montez, novato no reclutado, se encuentran en el roster del club.

Contrato complicado

Mariota, de 27 años, firmó un acuerdo de dos temporadas y 17.6 millones de dólares. Dicho convenio le entregará 10.62 millones para la campaña 2021, lo que representa un contrato asequible para los estándares de los quarterbacks titulares de la liga, según explica Over The Cap.

El problema del pacto de Mariota es que está estructurado para entregarle al pasador una importante suma de dinero a través de incentivos y el cumplimiento de objetivos. Se explicó que si el jugador originario de Hawái cumple con todas las demandas en su contrato, se puede embolsar hasta 30 millones USD.

Lo anterior reduce drásticamente el mercado de Mariota pues si los Raiders no encuentran un postor por el QB, podrían liberarlo, lo que no afectará su tope salarial y permitirá a otras franquicias firmarlo a través de un acuerdo más amigable para las finanzas de una liga golpeada por la COVID.